Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
MISIONES
Reconocen aportes de los jesuitas
El historiador Miguel Mathes encabeza seminario Jesuita en El Colegio de Sinaloa
Nelly Sánchez
19/01/2009 | 00:00 AM
Marcar como favorita
Haber vivido parte de su niñez en Baja California, a un kilómetro de las ruinas de una misión dominica, marcó la vida de Miguel Mathes. Ahí se interesó por la Historia, labor con la que se ganó la vida durante más de 40 años y por la que el gobierno mexicano le otorgó la más alta condecoración a un extranjero, la Orden Mexicana del Águila Azteca.
"Yo tuve la buena suerte de pasar parte de mi niñez en Baja California, entonces no había tanta carretera y me fascinó la idea de vivir a un kilómetro de las ruinas de una misión dominica".
Ahí empezó a leer de las misiones, de la Historia de Baja California y de los jesuitas. Se interesó tanto, que cuando empezó sus formación universitaria, se inscribió en una universidad jesuítica.
Cuando estaba a punto de irse un fin de semana a Baja California, uno de los Padres le pidió que le contara un poco sobre el vínculo que tenía con ese estado. Lo hizo y el sacerdote asombrado le dijo: 'tienes el conocimiento que poca gente lo tiene y por eso lo debes desarrollar ese tema como historiador'.
Pero su padre quería que estudiara derecho y al final él dejó esa carrera, siguió la Historia y empezó a especializarse en la de Baja California.
"Primero, en la época de las exploraciones, llegué a conocer a muchos colegas que estudiaban la historia de las misiones, personas de otra generación que tuve suerte de conocer como personas mayores pero muy conocedores de la historia".

El seminario
"La importancia de la presencia jesuita en el noroeste de México es tanta, porque es el inicio de la civilización occidental de la nueva España, no es disminuir el papel de los indígenas ni la cultura indígena, pero es lo que nos permite vivir como estamos viviendo es gracias a la cultura euroccidental y los jesuitas fueron los pioneros", dice.
"La gente que llegó primero no era la más letrada y cuando los jesuitas con su gran cultura contribuyeron al desarrollo de la población, de los grupos indígenas, se establecieron costumbres y por eso podemos decir que el cimiento de la cultura actual del noroeste de México".
Durante dos días de seminario, se abordaron todas las aportaciones de la Compañía de Jesús hizo en cuestión religiosa, artística y científica, en el que participaron estudiosos del tema.

Dona biblioteca
Haberse desprendido de una valiosa colección compuesta de 45 mil libros, reunidos durante 35 años, con información importante del Noroeste de México, para la Biblioteca de El Colegio de Jalisco, no le costó a Mathes ningún trabajo.
"No me deshice de una biblioteca, al contrario: al donarla tuve espacio para empezar la segunda. Desde que la doné, hace 12 años, tengo una inmensa biblioteca ahora con diferente tipo de material. He podido cambiar mi enfoque en cierto sentido para coleccionar otro tipo de libros", asegura.
"Ahora me dedico mucho más a los libros antiguos y la biblioteca que tenía alcanzó un volumen tan horrible que ya no tenía lugar donde guardar los libros, tenía cajas. Hoy es más chiquita pero más fina, cosas raras y muy valiosas. El asunto es que compro un libro con lo que antes compraba 10 y tengo actualmente 8 o 9 mil, como la cuarta parte de lo que tenía".


PROYECTOS En los últimos 10 días, Mathes ha dictado tres conferencias y como no le gusta repetir lo que he dicho antes, se mantiene investigando constantemente. Próximamente el Museo Nacional del Virreinato publicará una antología con ensayos sobre los jesuitas, uno de los cuales es de él.


EL HISTORIADOR
* El Dr. Miguel W. Mathes, nació en Los Ángeles, California, en 1936.
* Es maestro en Artes, doctor en Filosofía y Letras.
* Cuando terminó el doctorado, le dieron una cátedra en la Universidad de San Francisco, que es Jesuítica y desde entonces, durante 40 años, ha escrito y trabajando temas del noroeste de México.
* Encabezó el seminario La Religión y los Jesuitas en el Noroeste Novohispano, en El Colegio de Sinaloa.
Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades