Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Intriga por 'basura espacial'
Ni un OVNI, ni un metorito, lo que cayó en territorio hidalguense
UNIV
12/02/2010 | 00:00 AM
Marcar como favorita
MÉXICO (UNIV)._ Para los científicos se trató de un bólido o de los restos de un satélite. Para mucha gente fue una "cortina de humo" que utilizó el gobierno para planear nuevos impuestos o incluso que se trató de un OVNI que cayó en la sierra hidalguense y que ya está en poder de la Nasa.
El ufólogo Jaime Maussán se lo tomó muy en serio y envió a un reportero a la zona para iniciar "una investigación" que presentará en su programa dominical Tercer Milenio.
Las versiones coinciden en que "la bola de fuego" que dicen haber visto algunos pobladores de municipios de Hidalgo y Puebla fue un objeto de origen cósmico. Sin embargo, fue imposible grabarlo o fotografiarlo.
El bólido apenas cruzó la atmósfera en fracciones de segundo. Primero se oyó un fuerte sonido, luego se vio una luz rojiza, milésimas de segundo después nadie supo qué paso con él.
Después de conocer esos testimonios, para Daniel Flores, investigador del Instituto de Astronomía de la UNAM, especialista en basura espacial y meteorítica, la llamada "bola de fuego" tiene todas las característica de un bólido, es decir, de una masa de materia cósmica que, al moverse entre los planetas, eventualmente cruza la atmósfera en fracciones de segundo sin tocar la Tierra, a diferencia de los meteoritos que sí se impactan.
La noticia del avistamiento de una bola de fuego seguida de una explosión que se registró la tarde del miércoles en Tulancingo del Valle, Hidalgo, y Ahuazatepec, Puebla, movilizó a los bomberos y elementos de Protección Civil de la zona.
El rumor fue culpable de que Miguel García Conde, director de Protección Civil de Hidalgo, se quejara de llevar 24 horas sin dormir por lo que calificó como "un error muy grave a nivel mediático" debido a que el objeto se le llamó meteorito.
La llamada "bola de fuego" creó todo tipo de especulaciones en Internet. A 24 horas de que los pobladores observaran el bólido, la noticia ya tenía más de 140 mil links en el buscador Google.
Se decía de todo: que dejó un cráter de 30 metros de diámetro y que el ejército no encontraba el enorme agujero que produjo. También hubo quien concluyó que se trataba de un rumor parecido al del "Chupacabras".

Sin cráter no hay meteorito
La verdad, por lo menos para el astrónomo Daniel Flores, es que si no hay cráter ni un ejemplar para verificar su origen extraterrestre, entonces no puede hablarse de que fue un meteorito.
Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades