Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
ARTE
Danza por la vida con una pasión
Ramona de Saa dice que el amor al ballet le ha ayudado a superar la pérdida de su hija Margarita
Elizabeth Gámez
26/06/2011 | 00:00 AM
Marcar como favorita
CULIACÁN.- Una huella hecha con pasión, que han ido más allá de saltos y giros, es la que Ramona de Saa ha impreso con un sentido de pertenencia igual cuando viste el escenario o comparte una enseñanza. Y más allá de sus logros, su grandeza radica en su sencillez.
La devoción y el respeto por el ballet ella lo siente desde su infancia. Y ha sido paso a paso como ha ido cosechando méritos, prestigio y orgullo.
"Son muchos años; mi primera gira internacional fue en 1954", expresa sonriente al recordar el recorrido que hizo con el Ballet Alicia Alonso por América Latina. "Saque cuentas"
De Saa, directora de la Escuela Nacional de Ballet de Cuba, dice que es la misma pasión la que siente cuando está en un escenario que dirigiendo una coreografía. Su pasión está en todos los ámbitos en los que se desarrolla: bailarina, profesora, coreógrafa.
Está orgullosa de difundir el método de la Escuela Cubana de Ballet y también del producto que está viendo.
"Uno tiene una gran satisfacción de ver lo que está sucediendo en el escenario con alumnos que uno ha tenido que formar, y después siente una gran satisfacción por excelentes maestros que muestran su trabajo, cosa realmente muy bonita, y que digo que a mí en lo personal me ha ayudado muchísimo".
"Pienso que en estos momentos específicamente me ha ayudado a superar una pérdida muy grande que tuve de mi hija, ella estaba brindando asesoría técnica en Mazatlán con un bellísimo trabajo".
Dice que no siente recelo por Sinaloa y México por el lamentable asesinato de su hija Margarita Naranjo, ocurrida en 2008. Al contrario, expresa agradecimiento al gobierno de Sinaloa y el país, que en esta ocasión visitaba precisamente para acudir a un juicio en Mazatlán.
"Esa pasión hacia lo que hacemos nos ha ayudado a seguir adelante. Acabo de estrenar en Cuba un ballet dedicado a ella, Réquiem, y fue bello, fue inspirado en una gaviota que representaba a Margarita, Margarita era el sentido coreográfico, y muy lindo", indicó.
"No quiero desaprovechar esta ocasión para agradecer todo el apoyo que hemos sentido del gobierno y que esperamos justicia, eso es lo que esperamos".
Recientemente, la maestra y su hija Niurka Naranjo de Saa estuvieron en Monterrey y la Ciudad de México, impartiendo cursos y clases magistrales. En el DF participaron también como jurados del concurso Ópera Prima en Movimiento.

El motor que la impulsa
Pero, ¿cuál es el motor que inspira a Ramona de Saa a mantenerse activa, fuerte, segura?
"La pasión a la danza, a la formación. Ahora realmente estoy muy dirigida al aspecto coreográfico, siempre lo he estado pero este ballet que monté inspirado en mi hija y que fue tan lindo me ha dado una visión que creo que puedo desarrollar un poquitico más", expresa
La bailarina dice que le gusta que la gente la conozca más que por sus logros, por ser una persona sencilla, y no es difícil hacerlo, porque así se conduce desde la forma de su mirar, la manera de hablar. Aunque el escenario la vuelva una mujer altiva y toda una maestra del ballet.
"Todo mundo me habla de eso y me siento realmente muy feliz de ser como soy, primero tengo la pasión; segundo, pienso que soy una persona muy honesta, y por otro lado pienso que he dado muchísimo en la formación de estos jóvenes", agrega.
"Y si me preguntas qué siento cuando veo un bailarín, bueno Carlos Acosta fue formado por mí, es una de las mejores figuras actualmente del ballet internacional, tendría que mencionar millones. Realmente nos sentimos felices con la labor realizada, y fue un grado de compromiso que hay que darle continuidad".
Para ella era inevitable no transmitir su voluntad férrea por el ballet a sus dos herederas. Era imposible que no siguieran sus pasos si "nacieron" en la escuela, eran sus alumnas junto con Karemia del Rey, a quien ve como una hija también.
"Desde chiquiticas estaban conmigo en la escuela, se aprendían el ballet, bailaban en los vestíbulos, estaban muy vinculadas, nacieron en ese medio y realmente me siento muy orgullosa de haber creado este espíritu de trabajo y esa vocación en Niurka y Mangui, Niurka sigue siendo estudiosa de lo que es la metodología, la coreografía, el ser ejemplo ante sus estudiantes, con excelentes resultados. Yo de verdad me siento feliz de que ellas hayan seguido el camino de la mamá".
Ramona, quien es bailarina fundadora del Ballet de su país (1959) y se convirtió en una de sus principales figuras jóvenes, ha recibido incontables reconocimientos, y de ese recuerdo destaca uno.
"Que nos ha tocado vivir en la continuidad de lo que son los fundadores de la Escuela Cubana de Ballet, nuestros maestros Alicia Alonso y Fernando Alonso, y ese rol como ha pasado a nuestras manos prácticamente, aunque ellos están y han sido una fortuna para el ballet cubano, pero prácticamente está en las manos de uno y en aquellos profesores que han sido formados por nosotros, por la escuela, y tenemos una cartera de profesores jóvenes y menos jóvenes, dando muchísimo por que la Escuela Cubana de Ballet siga desarrollándose mostrándose al mundo".
Para Niurka, quien radica en Italia, en un inicio fue un reto seguir los pasos de su madre, sobre todo no quería hacer quedar mal a ese ser que para ella ha tenido sólo dulzura.
"Para mí ha sido el espejo en todo, siempre he tratado de seguirla como siempre ha sido, en su exigencia, en su preparación. Para mí ha sido la mayor persona de referencia en mi carrera", comenta.


México, con buen paso
En su visión, el ballet que se hace en México va por buen camino, pese a que no existe una metodología unificada, como se tiene en Cuba.
"Es un sistema de enseñanza el ballet a nivel nacional, eso nos da una fuerza muy grande. Aquí es un país grande, hay escuelas particulares que están haciendo excelente trabajo, pero los objetivos son diferentes.
Recordó que de 1975 a 1983, se participó en las asesorías que se dieron a través de cursos tanto a maestros de México como en Monterrey.
"Pienso que ahora se está haciendo un gran énfasis en la unificación de escuelas de Bellas Artes que se han acercado para que revisemos aquel trabajo que se hizo, qué resultado se ha obtenido, qué queda por hacer, qué debemos hacer, y pienso que estamos en un momento importantísimo para hacer un excelente trabajo en el país", indicó la maestra.
De Saa también consideró importante estructurar un proyecto para motivar a los varones a interesarse en el ballet y acabar así con los preconceptos que aún existen en el sector masculino de este país.


50 AÑOS
- La maestra Ramona de Saa adelantó que el próximo año la Escuela Nacional de Ballet en Cuba celebrará en grande su medio siglo de vida.

BAILARINA
- Es directora y profesora de la Escuela nacional de Ballet en Cuba, profesora adjunta del Instituto Superior de Arte y Metodología del Centro Nacional de Escuelas de Arte.
- Realizó sus estudios en la Academia Alicia Alonso.
- Imparte seminarios, cursos, talleres y clases magistrales. 
Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades