Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Vox Pópuli
Vox Pópuli
Rubén Quevedo
06/01/2012 | 00:00 AM
Marcar como favorita
EL ROSARIO._ Un número que simboliza el fin de un año y el inicio de otro, no ha cambiado los acontecimientos más significativos de nuestra existencia. Muchos que tuvimos pérdidas el año anterior, aún seguimos enfrentando con dolor las secuelas de esas terribles vivencias, con la fabulosa diferencia, de que somos más fuertes por haber adoptado la actitud de luchar como guerreros. También inclinamos nuestra frente para dar paso a la omnipotencia divina, que a cada flaqueza humana salió a derribar las murallas de odio de quienes nos dañaron con mentiras, intrigas, sarcasmo y violencia... Los que despedimos a un ser querido, aún estamos de duelo, secando el llanto en silencio que se prolongan en tiempo con sabor a eternidad; y quienes suspiramos con melancolía y lágrimas, por la partida de la pareja que no nos amó igual, aún esperamos una sorpresa del destino, asidos a la baranda de nuestros hogares, apacibles y quietos, con la misma tibieza y calor que tenemos en el alma.
Fuimos respetuosos del júbilo y algarabía de los demás cuando en el arca de nuestras manos sólo hubo penas que compartir. Ahora que salimos victoriosos de la gran deuda con el destino, y que las mismas tragedias coronan las vidas de los semejantes, no nos juzguen insensibles, sino más bien, tengan el temple y valor para enfrentar la vida con la pasión y el coraje con que nosotros sostuvimos los remos de nuestras barcas en medio de la tempestad y la tormenta.
Iniciamos este nuevo ciclo sin deudas, sin saldos impregnados de rencor, sin lágrimas, sin nostalgias, sin enojos y sin recuerdos que lastimen, sino más bien, con la coraza más fuerte y con ganas de continuar con el tesón apuntando al filo de las montañas y volando a la altura de las águilas… Con este sabor a bienaventuranza, los abrazo a todos ustedes, mis queridos amigos; con el abrazo caluroso que cada mañana nos regala papito Dios. Deseo que en este 2012 estén colmados de cosas maravillosas y con una sonrisa enmarcando sus rostros. Y que ese feliz año nuevo tradicional, se vuelva el feliz año nuevo todos los días de su vida! ¡Sean bendecidos por Dios, Nuestro Señor!
YA CASI despedimos a todos los viajeros que tuvimos la dicha de saludar en el terruño, y una de las sonrisas que guardamos en el baúl de nuestros fantásticos recuerdos es el de nuestra hermosa Celia Gloria Chávez Carrasco de Ruiz del Hoyo, quien vino del Distrito Federal, lugar en que felizmente reside al lado de su esposo, Álvaro Francisco Ruiz del Hoyo Lizárraga, y sus pequeños, Álvaro Francisco y José María, de 6 y 3 años de edad, respectivamente.
Aprovechó su estancia en el mineral para bautizar al más pequeño de sus vástagos y dar gracias por la dicha de toda la familia reunida en el acto. En breve les contaré todos los detalles que consignamos en la aplicación del sacramento para su pequeño.
Tener a Celia Gloria Chávez Carrasco cerca y pasar desapercibido el tiempo de gloria con que nos coronó a todos los rosarenses en una época llena de triunfos, ¡imposible! Así que nos deleitamos una vez más, al cuestionarla acerca de su reinado en Cobaes Rosario, Reina del Comercio en Mazatlán, en la Facultad de Odontología en la Universidad Autónoma de Guadalajara, Muchacha Bonita Sinaloa, Reina del Carnaval de Mazatlán y Nuestra Belleza Sinaloa. Para Celia Gloria resulta la experiencia más maravillosa del mundo el haber acumulado tantas coronas, pero la de mayor orgullo es la de ser reina de un hogar maravilloso; los 12 años de su vida, transcurridos en la Colonia Condesa, en aquéllas latitudes donde comparte su labor del hogar con su profesión en el ramo de odontología, ha sido el pago a lo que ella aspiraba desde sus inicios en los certámenes… ¡Y ese reinado es para toda la vida! nos compartió emocionada.
EN EL presente Vox Pópuli nos permitimos compartir algunas imágenes que obtuvimos navegando por la red social, en que los cibernautas comparten los momentos más gratos de su vida… Arrancamos de esos portales momentos muy significativos y tiernos que nos indicaron que debíamos, con todo respeto, compartirlos con nuestro auditorio. Y aquí los tienen, esas fotografías sí deben de dar la vuelta al mundo.
JESÚS ALBERTO Ramírez Luna y Guadalupe Cendejas de Ramírez consagraron a Dios a su pequeña hijita a través del ritual bautismal. Sus papás espirituales son Manuel Espinoza Escobedo y Juanita Ramírez de Espinoza, quienes viajaron ex profeso desde Acapulco para cumplir con tan gustosa encomienda.
Luego de aplicado el sacramento de iniciación a la vida cristiana, en el que la pequeña recibió el nombre de Rosa Ximena, se trasladaron a casa de sus abuelos, en donde festejaron el acontecimiento con bombo y platillo. Y por supuesto, desear parabienes a Don Inocencio Ramírez, por el día de su santo.
SE QUEDÓ en el intento el deseo por obtener la corona del Carnaval Internacional de Mazatlán, para la rosarense que recientemente enmarcaba con su hermosura la pantalla chica desde un programa de entretenimiento de la familia de Televisa, dado que los bichos que abusan de las redes cibernéticas la atacaron de la manera mas ruin y miserable. Es cierto que me enojé con su comité por negarme información sobre su participación en la contienda, pero esta vileza nos tiene a todos los rosarenses, manifestando total repudio hacia estas acciones y bajezas.
En mi humilde condición de colaborador de una empresa editorial, exhorto una vez más a Fátima Álvarez Osuna Rodríguez, a abrazarse de los incuestionables principios y dirección moral y espiritual de sus honorables padres, Jesús Antonio Álvarez Osuna y Carmelita Rodríguez de Álvarez Osuna. Nadie más avalará con mayor ahínco tus éxitos y tu prosperidad, que la gente que verdaderamente te ama. Observa el mundo y planea tu vuelo, preciosa, saca tu casta y defiende tu posición ante tu destino. Desde la perspectiva de comenzar de nuevo, si logras visualizarlo y levantarte con humildad y coraje, habremos muchos que apostaremos por tu victoria. Pero jamás evadas a lo que muchos de nosotros quisimos hacer caso omiso y lo pagamos caro; el 'mira con quien andas y te diré quien eres' tiene mucha sabiduría. ¡Esto es Vox Pópuli, la voz del pueblo!
Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades