Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Carnaval Mazatlán 2012
Revive la flor y el canto
El ganador del Premio Clemencia Isaura habla sobre la obra premiada y sobre el papel de la poesía en México
Fernando Alarriba
19/02/2012 | 00:00 AM
Marcar como favorita
Para Mijail Lamas, ganador del Premio Clemencia Isaura 2012, la poesía constituye un encuentro con la diversidad humana, un diálogo que permite al hombre crecer en diferentes dimensiones y la ceremonia de los Juegos Florales del Carnaval de Mazatlán ha conservado esta tradición a lo largo de los años.
Canción del Navegante de sí mismo está construido a partir de una figura que ha pasado casi olvidada en el mundo de las letras, Cesario Verde, poeta portugués del Siglo 19 que jamás vio publicada su obra, pero que supo plasmar con maestría la modernidad, una época que para Lamas se encuentra en su ocaso.
"Se dice que hoy no vivimos la modernidad, sino la crisis de la modernidad, algo que está después. Nuestra sensibilidad cambia, pero nuestras preocupaciones siguen siendo las mismas, hoy podemos llevar muchos procesos a la vez, hablar por teléfonos, chatear, escuchar música, somos muchas mentes multiplicándose; pero nos preocupa lo mismo: la soledad, el tiempo, el amor, perdurar en el tiempo", señala el joven escritor.
Lamas considera que los Juegos Florales del carnaval representan la preservación de lo más puro de la sabiduría y la belleza de la tradición intelectual mexicana: el diálogo de flor y canto.
"Los antiguos Nahuas consideraban al canto florido el lenguaje de la poesía, las flores y el canto siempre han estado relacionadas, en ese sentido los juegos florales significan eso: regalar flores, regalar poesía. Hemos perdido la memoria de que las flores y el canto van juntas, y en Mazatlán siendo el premio de literatura más antiguo del País se conserva esta idea", apuntó.
Lejos de ser un ejercicio meramente contemplativo, para Mijail Lamas la poesía en México ofrece hoy una serie de elementos vitales en el desarrollo de cualquier sociedad dentro de un mundo globalizado.
"La poesía le está dando a México la posibilidad de encontrar lenguajes múltiples en los que puede satisfacer esta necesidad espiritual, que es la necesidad del arte. La poesía tiene un papel fundamental de vincularnos con el otro y es importante regresar a la idea de qué tanto dejamos afuera o incluimos al otro. Estamos pugnando por que la poesía sea un diálogo".
Con nombres como Mario Bojórquez, Jesús Ramón, Francisco Alcaraz, Francisco Meza, Óscar Paul Castro o Moisés Vega, el autor de Contraverano considera que la poesía en Sinaloa va por buen camino y que tan sólo hace falta ver los nuevos nombres que están surgiendo, aquellos que harán de la flor y el canto un forma de comunicación más humana, profunda y visionaria.

MAZATLÁN EN SU POESÍA
El puerto de Mazatlán fue un lugar capital en la construcción de "Canción del navegante de sí mismo" pues los recuerdos de Mijail Lamas sobre el puerto le permitieron establecer mayor cercanía con la figura central de su poema, el escritor portugués Cesario Verde.
Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades