Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Reflexión humanística
La Vella Fam presenta una pieza que analiza la evolución y decadencia de la humanidad
Dantiela Mendoza
06/10/2012 | 00:00 AM
Marcar como favorita
Una reflexión sobre el inicio, evolución y decadencia de la raza humana en el mundo fue conducida a partir de la narración de sueños, durante la representación de la pieza de teatro y performance Hijos del Harapo, retablo de una caída.
En un ambiente casi íntimo, en el que se negó la presencia de cámaras fotográficas y de video, la compañía teatral española La Vella Fam hizo fluir la imaginación del público, acomodado en tres islas de gradas y sillas alrededor del inusual escenario de 360 grados.
Música, canto, poesía y danza sirvieron de apoyo a la estructura de la obra presentada por los cuatro actores de la agrupación española que por vez primera actúa en Mazatlán y viene como invitada especial al Festival Internacional de Teatro Escena Mazatlán.
Uno de los salones de la Casa Haas sirvió de escenario para la puesta en escena que resultó un viaje, por momentos vertiginoso, que inició en El Paraíso y terminó en un mundo globalizado, dominado por el egoísmo y la ambición.
En sí, la narración da cuenta de la epopeya de la humanidad, del hombre caído, que como niño desea volver al origen y alcanzar la felicidad.
Con argumentos filosóficos, Hijos del Harapo, retablo de una caída exhibió los sin sentidos que angustian al ser humano, su fragilidad corporal y lo efímero de su existencia, la simplicidad de la vida y las complicaciones existenciales en que se sumergen la mayoría de las personas en su afán por vivir.
Los cuatro actores realizaron un trabajo formidable, mostrando una gran capacidad interpretativa, fuerza física y calidad vocal, lo más atractivo es que son de diferentes nacionalidades, pero juntos han desarrollado un trabajo performativo único.
Cabe señalar que Hijos del Harapo, retablo de una caída ha tenido un proceso creativo que ha venido en crecimiento. El experimento teatral inició el año pasado, con tres actores, luego se adhirió uno más, las primeras presentaciones fueron en Barcelona.
Luego, la pieza teatral performativa se llevó a otras ciudades de Europa, principalmente de Italia y Alemania; posteriormente llegó a México, de donde es uno de sus integrantes.
Ya se presentó en Guanajuato y de Mazatlán irá a Guadalajara.

LA VELLA FAM
Esta compañía de teatro es una muestra de la universalidad de las artes performativas, ya que está compuesta por el catalán Francesc Torrent, el italiano Leonardo Mancini, el mexicano David Eudave y la singapurense Pei Hwee Tan, quienes han conjugado su talento y desarrollado piezas teatrales gracias a sus habilidades.
Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades