Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
CASO Torres Félix
Cazaban a 'El Ondeado'
Los militares que abatieron a Manuel Torres Félix ya lo seguían desde Cosalá; llevaban tres días siguiéndolo
Noroeste/Redacción/IONSA
15/10/2012 | 00:00 AM
Marcar como favorita
De acuerdo con la Secretaría de la Defensa Nacional, los militares que le dieron muerte a Manuel Torres Félix le seguían los pasos desde Cosalá, su municipio natal.
Tras la balacera ocurrida el jueves 11 de este mes, detuvieron a tres de sus escoltas.
Fue una "cacería" que duró cerca de dos días, según el comunicado, hasta que fue encontrado en la ranchería de Oso Viejo, en Quilá.
Atrás había quedado la detención de Francisco Javier Acosta Franco, alias "El Pichu", Mauricio Meza Angulo y Guadalupe Franco Zazueta, supuestos escoltas de "El Ondeado".
El sábado al mediodía, Oso Viejo resplandecía bajo los rayos de un sol absoluto. En los valles sólo había tranquilidad y máquinas trabajando la tierra. Se les preguntó a unos policías que pasaron por casualidad por la zona y dijeron
que no sabían de ningún operativo especial.
"Nosotros vamos entrando, sólo escuchamos en la radio que murió 'esta' persona", dijo e agente.
En los abarrotes y en los talleres tampoco sabían nada. Apenas el helicóptero que atravesó el valle los distraía de sus
actividades.
La única presencia militar era a la salida de El Salado y en la agencia del Ministerio Público local, donde la familia tenía que llegar para reclamar legalmente el cuerpo. Desde tiempo atrás se sabía que el valle de San Lorenzo y la sierra baja de Cosalá era el refugio de Manuel Torres.
"El monte es mi casa", le dijo Ismael Zambada García al periodista Julio Scherer, fundador de Proceso. También Manuel habría dicho lo mismo. Por eso sorprendió que cayera en el fuego contra el Ejército, pues esos montes también le avisaban cuando había operativos.
La última vez que le habían andado cerca fue en febrero pasado, cuando las Fuerzas Especiales tomaron por asalto
varias comunidades de El Salado, como La Palma y La Higuera, pero él ya se había ido.
Según la SEDENA, "El Ondeado" fue abatido cuando "trataba de evadirse". La información oficial no precisa más datos. Ningún medio encontró el sitio exacto de la supuesta balacera, pues cuando llegó el Ministerio Público únicamente estaba el cuerpo y algunas pertenencias. El Ejército también informó que Manuel Torres presuntamente coordinaba el trasiego de cocaína sudamericana junto con Ovidio Guzmán López, hijo del Chapo Guzmán, recepcionándola en Chiapas y Oaxaca, y lo ubicó desde 1990 como integrante del Cártel de Sinaloa.
Hermano de Javier Torres, "El JT" a punto de salir de prisión, "El Ondeado" comandaba uno de los grupos de pistoleros cercanos al "El Mayo" Zambada, su consuegro.
En su momento había protegido a su sobrino Raúl Meza Torres, "El Mini-6", hijo del extinto Raúl Meza Ontiveros, cuñado de los Torres. Pero Meza Torres cayó abatido en Zapopan, Jalisco, en la primavera del 2010, cuando el Ejército comenzaba a ponerle cerco a "Nacho Coronel".
Otro de los sobrinos puesto en la mira de las autoridades es Joel Torres Jiménez, hijo de "El JT", quien lleva tres atentados a sus 22 años. Aficionado a las redes sociales, constantemente aparece en fotos con rifles y autos de lujo.
Después del ataque que sufrió en la 6 de enero en un salón de eventos, la SIEDO lo requirió, pero debido a la gravedad de las heridas, no declaró.

Da la vuelta al mundo la noticia de Torres Félix
La noticia de la muerte del lugarteniente de "El Mayo" Zambada, Manuel Torres Félix, apodado "El Ondeado"
o "El M1", se propagó por páginas webs de diferentes sitios en España, Estados Unidos, Centro y Sudamérica.
En los portales se resaltan las acciones del Ejército Mexicano en la lucha contra el narcotráfico y se refieren a
Torres Félix como unos de los líderes del Cártel de Sinaloa.
"El Ejército mexicano mata a uno de los líderes del Cártel de Sinaloa" publicó el Mundo.es.
Torres Félix murió al enfrentarse a elementos del Ejército Mexicano la madrugada del sábado en el poblado Oso
Viejo, en la sindicatura de Quilá, municipio de Culiacán.
Torres Félix, también apodado "El Ondeado", por la supuesta crueldad con que trataba a rivales, es hermano del
"El JT", Javier Torres, quien fue lugarteniente del mismo Cártel hasta que cayó preso en 2004 y extraditado a EU.
Llegó a ser uno de los pistoleros más buscados por la Procuraduría General de la República, quien lo integró a su lista de los más buscados. Se llegó a ofrecer más de 3 millones de pesos por su captura.
Además de El Mundo, de España, también se le sumó La Voz de Galicia. "El Cártel de Sinaloa pierde otro líder a manos del Ejército mexicano. Su cadáver permanece vigilado, para evitar otro robo como el de 'El Lazca", publicó
en su portal.
"El Ejército abate a 'M-1', lugarteniente del Cártel de Sinaloa", decía el título en la página Europapress, también de
España. En Costa Rica, el diario El País también publicó un artículo de agencia internacional, con el título: Ejército mexicano mata a un importante operador de cártel de Sinaloa.
Mientras que en Perú también fue publicado por La República. "El Ejército mexicano mata a "El M1", uno de los líderes del Cártel de Sinaloa", se puede leer.
En el país, las páginas webs de los más importantes medios de comunicación también le destinaron un buen espacio.

El grupo de coordinación de seguridad sostendrá una reunión esta mañana en la Novena Zona militar para determinar estrategias y analizar el tema de la muerte del narcotraficante Manuel Torres Félix, manifestó Gerardo Vargas Landeros, Secretario General de Gobierno.
"Estamos alertas al tema y las corporaciones están en la misma coordinación de manera natural que la tenemos,
mañana (hoy) tendremos reunión con el grupo de coordinación, seguramente ahí tendremos que ver más detalles y
revisar bien el tema", puntualizó Vargas Landeros.
Dijo que el caso del deceso del capo, ubicado por la SEDENA como cercano operador de "El Mayo" Zambada, líder
del Cártel de Sinaloa, está en las manos de la Procuraduría General de la República.
"Definitivamente está en manos (de PGR), y ya en su momento las autoridades ya nos lo pasarán como parte de una
investigación que se tiene que seguir en la Procuraduría", apuntó.
Explicó que todavía el sábado por la noche el cuerpo no había sido entregado debido a que le estaban haciendo estudios y peritajes propios de casos como estos.
Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades