Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
La Nueva Nao
Cuándo viajar a China (III)
Alfonso Araujo
21/10/2012 | 00:00 AM
Marcar como favorita
En las dos entregas anteriores di un panorama muy general de cuándo viajar a China en busca de oportunidades de negocio de compraventa. Pero hay una cuestión más fundamental que el escoger una buena fecha o un buen evento, y eso es saber si es viable económicamente el venir a buscar un producto para venderlo en México.
En los últimos 10 años, China ha pasado por una serie de interesantes cambios en su contratación de mano de obra, sus prestaciones sociales y otros factores que han aumetado sensible y constantemente el nivel de vida en el País. La clase media sigue creciendo y la demanda interna por productos de más calidad va en aumento. Este aumento en el nivel de vida y en los salarios, aunado a factores externos como las variaciones internacionales en el precio de los combustibles, ha hecho que la legendaria "fábrica de productos baratos" ya no lo sea tanto: los costos de producción han aumentado desde 10 hasta 200 por ciento, dependiendo de la industria, y eso ha hecho que muchos productos que antes eran altamente competitivos hayan reducido sus márgenes de ganancia para el potencial intermediario.
Eso no significa que ya no se puedan encontrar cosas de muy buenos precios, porque China sigue teniendo la ventaja de sus economías de escala, que difícilmente va a perder. Pero sí es esencial hacer una investigación previa de lo que pretende importar, porque no todas las industrias son tan competitivas como hace una década. Súmele a esto los
costos de flete, importación, desaduanamiento (y tome en cuenta que hay algunos rubros con aranceles tan altos como 200 por ciento, o de plano restringidos), así como posterior almacenamiento y distribución en México, para que pueda darse una idea real del margen de utilidad que puede tener. 
Venir a la Feria de Cantón y encontrar, digamos, un artículo de novedad en 10 pesos puede ser muy atractivo, pero
ya no lo será tanto cuando vea que ese precio sólo es válido para pedidos de un mínimo de 20 mil unidades, y que una vez agregados los costos que menciono arriba, el costo de ponerlo en México sería de 30, y que un producto similar ya se vende allá en 35.
China, como le digo, sigue teniendo su ventaja de grandes volúmenes de producción, y aunada a la feroz competencia en el sector de manufacturas, significa que sí puede usted encontrar prácticamente lo que sea,
en un rango de precios muy amplio. Pero recuerde que, en China y en todo el mundo, si usted paga 10 pesos por un
producto, obtendrá 10 pesos de calidad.
El autor es académico Exa- Tec y asesor de negocios internacionales radicado en China.
alfonsoaraujog@gmail.com
Sé un buen ciudadano
Suscríbete al boletín Front News y recibe las noticias más importantes en tu correo todos los días.
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades