Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Remembranza
Estadio Banorte: templo de grandes batallas
La 'Pecera del Humaya' ha sido testigo de finales, ascensos, descensos, campeonatos, partidos de la Selección Mexicana
Marco Antonio Arellano
23/08/2008 | 00:00 AM
Marcar como favorita
Quien diga que en 3 meses no se puede construir un sueño, no ha ido al Estadio Banorte.
A mediados de 2003, los empresarios Eustaquio de Nicolás, Valente Aguirre y Juan Antonio García anunciaron la creación de los Dorados, en aquellos tiempos de Culiacán, y con ello el futbol profesional llegaba a Sinaloa.
La ciudad ya tenía equipo, pero hacia falta el estadio, un inmueble capaz de recibir a la Primera A y que cumpliera con los requerimientos de la Federación Mexicana de Futbol. Se pensó en el Universitario, pero su capacidad era muy chica y no tenía suficiente espacio para una ampliación.
Y las opciones no eran muchas. A un lado del río Tamazula, en la colonia STASE, en una parte del Proyecto Tres Ríos, está un campo de futbol, que hasta antes de 2003, era una cancha con tradición dentro del futbol amateur, la "Princes", llamado por los veteranos, o el "Carlos González y González", nombrada así en memoria del concesionario cervecero que dio gran respaldo al futbol del barrio.
Ahí estaban los cimientos del sueño de los sinaloenses futboleros llamado Dorados. Esos mismos que en tiempo récord de 3 meses, algunos dicen que fue menos, se levantaron y dieron forma a lo que es hoy el Estadio Banorte, con una inversión de 55 millones 238 mil 236 pesos, y un aforo inicial para 14 mil aficionados. Está concesionado por 15 años, con el aval del Congreso del Estado a la empresa Estadios de Sinaloa, S.A. de C.V.
La "Pecera del Humaya", como también empezó a llamarle la afición, se presentó oficialmente el 23 de agosto de 2003, con el partido entre Dorados y Cobras de Ciudad Juárez y en el cual también caería el primer gol, el autor: Héctor Giménez. Al final, triunfo para los sinaloenses 4-2.
Triunfos que fueron llegaron uno tras otro y que hicieron del Banorte una plaza intransitable para los visitantes y a 4 meses de estrenarse en el futbol mexicano, albergó la primera final de torneo y el primer título para Dorados. El 20 de diciembre alzaron el trofeo de campeón ante Cobras, coincidencias del destino.
El inmueble todavía no cumplía su primer año de vida y recibió como regaló anticipado el nombramiento de estadio de Primera División, luego de que el equipo, que entrenaba Juan Carlos Chávez, derrotó en la Final de Ascenso al León.


PRIMERA DIVISIÓN
Llegó en 2004, además del Tri
 

Todo el show, el espectáculo y la magia que envuelve al Máximo Circuito se concentraban en el estadio cada 15 días y el Banorte los albergó por primera vez el 21 de agosto, haciéndole los honores al Santos. Los equipos llamados grandes: Chivas, América, Cruz Azul y Pumas provocaron grandes llenos en el graderío y el césped era testigos de los toques de balón de jugadores como Jared Borgetti, José Saturnino Cardozo, Sebastián Abreu, Pável Pardo, Cuauhtémoc Blanco, Guillermo Ochoa, Oswaldo Sánchez y Vicente Sánchez.
Además de Andrés Guardado, Adolfo Bautista, Omar Bravo, César Delgado, Ramón Ramírez, Antonio Naelson "Sinha", Claudio López, Guillermo Franco, Bruno Marioni, Miguel Calero, Aarón Galindo, Ricardo Osorio, Francisco Fonseca, José Guadalupe Castañeda, Daniel Ludueña, Salvador Cabañas, Ramón Morales, Óscar Pérez, entre otros.
El renombre que le dio estar en Primera División hizo que la Selección Mexicana se fijara en el antiguo Carlos González y González. En 2005, el Tri sólo tuvo 2 partidos amistosos en México y uno de ellos se jugó en Culiacán. El rival fue Colombia y el marcador, aunque al final fue lo de menos, fue un empate 1-1 con goles del "Kikín" Fonseca y Edixon Perea.

A EMPEZAR DE NUEVO
A pesar del drama por el que pasaba Dorados en la tabla porcentual, el sueño continuaba, se mantuvo con un gol de Aurelio Molina en el Jalisco ante el Atlas, pero 10 empates le pasaron factura al equipo que en ese entonces entrenaba el español Juan Manuel Lillo. El sábado 29 de abril sería una de las noches más tristes para el Banorte, luego de empatar 0-0 ante Pumas, el cuadro sinaloense descendió, regresó a la Primera A, de la cual no ha podido salir. 

AMULETO DE LA SUB 17
El 2005 es un año que difícilmente podrán de su mente los aficionados al futbol. En octubre, la Selección Sub 17 consiguió el campeonato del mundo de la categoría, en Perú. El Premundial se realizó en Culiacán y la sede fue el Banorte. Jesús Ramírez y los directivos de la FMF vieron al estadio y a la ciudad como un amuleto y repitieron en 2007 para buscar el boleto al Mundial Sub 20.
Aquí jugaron Giovani dos Santos, Carlos Vela, Héctor Moreno, Patricio Araujo, Adrián Aldrete, César Villaluz

OTROS INVITADOS
Dorados ha realizado partidos de presentación y amistosos en el Banorte.
Universidad de Chile
Saprissa
Chicago Fire
Boca Juniors

FICHA TÉCNICA
Estadio Banorte
Fecha de inauguración: 9 de agosto de 2003
Partido inaugural: Dorados 4-2 Cobras de Ciudad Juárez
Autor del primer gol: Héctor Giménez
Año de construcción: 2003 (en un tiempo récord de 3 meses)
Capacidad: 21 mil aficionados
Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades