Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Efectos del Huracán Marie
Arrasa oleaje con sus patrimonios
Provocan fuertes marejadas daños en 27 restaurantes y tres hoteles de la Isla de la Piedra
Belizario Reyes
27/08/2014 | 00:00 AM
Marcar como favorita

MAZATLÁN._ La fuerte marejada registrada por el Huracán Marie provocó daños en tres hoteles y 27 restaurantes de la Isla de la Piedra, lo que les causó pérdidas materiales por cientos de miles de pesos. 

La intensidad del oleaje hizo que el personal de estos establecimientos subiera el mobiliario a partes más elevadas, incluso retiraron algunas palapas pequeñas, pero las demás fueron destruidas total o parcialmente por la fuerza de las olas, que también erosionaron espacios de arena en ese sitio turístico. 

Sin embargo, lo más fuerte del oleaje se presentó entre la noche del lunes y la madrugada de ayer, por lo que el agua del mar incluso cruzó a un camino paralelo a la costa, ingresó a los negocios arrastrando arena y basura, por lo que este martes tanto el personal como los propietarios realizaban labores de limpieza y en pocos establecimientos se logró acondicionar algunas áreas para ofrecer el servicio a los turistas. 

"Anoche (lunes) fue la segunda noche de oleaje, tumbó las ramadas, dejó mucha basura, no trabajamos ayer (lunes), hoy no trabajamos (ayer), estamos aquí guardando las cosas para que no se las lleve el mar, porque se lleva las sillas, se lleva todo, el lunes se llevó sillas", dijo Cecilia Ayala, del restaurante Carmelitas. 

"Así nos vamos a aventar toda la semana, si acaso se calma la marea son como cuatro días, sería como para el fin de semana volver a trabajar y a lo mejor ni viene gente, es mucha la pérdida". 

Carlos Enrique Canizález, propietario de Empresa Playa Sur Restaurante, dijo que en su caso no suspendió el servicio, ya que tiene que ofrecerlo a quien así lo solicite, pero frente a su negocio sí hubo afectación de unos 40 metros de playa. 

Algunas palapas dañadas cuestan hasta 150 mil pesos, otras 30 mil pesos, y unas de entre 7 y 8 mil pesos, por lo que solicitaron el apoyo de la Secretaría de Turismo o de otra institución gubernamental para empezar de cero y reconstruir lo dañado. 

"Nosotros ocupamos del apoyo del Gobierno, del Cabildo o de cualquier tipo de Gobierno, no contamos con nada, ya ve que también está prohibido la madera, qué podemos hacer, no podemos hacer nada, estas vacaciones que pasaron lo poquito que ganamos lo vamos a volver a invertir de nuevo para empezar de cero", dijo Rudi Bastidas Cázares, trabajador del restaurante "Pili", expuso. 

"Hace falta apoyo de cualquier nivel de Gobierno, así como vienen a pedirnos apoyo para una elección, deberían venir para ver la situación en que nos encontramos". 

Manifestaron que desde que se registró ese problema en la Isla de la Piedra, ninguna autoridad había acudido a ver cómo se encontraban o brindarles algún apoyo, ni personal de Protección Civil había acudido a alertarlos de algún peligro. 

El fuerte oleaje generado por "Marie" también afectó a los restaurantes y palapas ubicadas en el área de playa de la Avenida del Mar, donde ayer por la tarde sus propietarios y trabajadores realizaban labores de limpieza.

'El mal nos llegó por abajo'
El Huracán Marie no azotó la Isla de la Piedra con fuertes lluvias y vientos, lo hizo con un fuerte y elevado oleaje. 

"Aquí no nos llegó el mal tiempo por arriba, nos llegó por abajo", dijo el encargado del restaurante Ola Marina, Enrique Guerrero, mientras cuidaba el mobiliario de dicho establecimiento. 

También miraba cómo el fuerte oleaje seguía llegando a las bardas de piedra debajo de las enramadas o palapas que seguían en pie, mientras daba a conocer que en otros puntos el fuerte oleaje erosionó la arena de la playa y dejó una base de pura piedra. 

"Nadie ha venido, ninguna autoridad, y esto (el lograr resguardar el mobiliario) fue porque desde ayer (lunes) empezamos, porque desde ayer empezó el mal tiempo, nosotros empezamos a subir todos los muebles ayer todo el día, después de eso se fue bajando, se fue calmando el oleaje, pero ya en la noche llegó el agua y mire hasta dónde llegó (hasta cerca de la calle), por eso es que en el balneario Las Brisas ahí destruyó eso, le llegó a todas esas ramadas", continuó Guerrero. 

"En esa playa que estaba bien ahí dejó un montón de piedras, dejó un piso de piedras, se comió la playa". 

Recalcó que hasta ayer por la tarde no había acudido ninguna autoridad, ni de Protección Civil para ofrecerles ayuda.
Juani Osuna Aguirre, dueña del restaurante Los Cocos, recordó que el problema empezó el domingo, pero en su caso lograron sacar las palapas pequeñas hacia lugares más altos. 

"Ahí estábamos, pero como quien dice nada más mirando porque qué íbamos ha hacer, esto es muy peligroso", continuó Osuna Aguirre.

SIN APOYO
Personal y dueños de los negocios afectados por las fuertes marejadas en la Isla de la Piedra dicen que ninguna autoridad ha acudido a brindarles apoyo.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades