Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
'Ve' Guillermo Aldana con el corazón
El fotógrafo recorre comunidades indígenas y paradisiacas del país para captarlas con su cámara
08/02/2008 | 00:00 AM
Marcar como favorita
CULIACÁN._ Guillermo Aldana Espinosa ha recorrido el país y parte del mundo con su cámara, con la que recoge la esencia de las fiestas tradicionales, rincones paradisiacos y el mundo indígena.
Ahí se ha dado cuenta que lo que habla es el corazón de los ojos.
Fotógrafo con casi 50 años de labor y nacido en El Rosario, en sus visitas a lugares como la Mesa del Nayar, Oaxaca y Egipto, también ha descubierto al humano por dentro y no a aquel con uniforme.
"Muchas veces, cuando llego a comunidades indígenas no soy bienvenido, tengo que romper las barreras de venganza o de la imposición de la época que ellos vivieron, pero he encontrado que lo que habla es el corazón y los ojos", afirma.
"Hay que explicarles el por qué estás tú ahí, rescato la tradición y voy a esos lugares para que los abuelos e hijos vean la costumbre y se sientan más orgullosos de ser indios".
Aldana Espinosa, quien actualmente expone Voces del Campo, en el lobby del Salón de Sesiones del Congreso del Estado, señala que normalmente son extranjeros quienes realizan este tipo de fotografía antropológica.
"Soy de los pocos que trabaja este tema con una visión más de dignificar la cultura, no llevarlo como explotación visual".

Vivir de la fotografía
Quien vive y sueña con la fotografía y todos sus proyectos siempre están orientado hacia ese tema, agrega que México es un arcoiris de culturas, en donde todo lo hace la tierra; la costumbre, carácter.
Para lograr las imágenes que han sido publicadas en revistas como National Geographic, Artes de México, Geomundo, México Desconocido y Arqueología Mexicana, Aldana Espinosa añade que tiene que adaptarse a las condiciones climáticas y gastronómicas.
"Empecé a ser fotógrafo antes de tomar las cámaras, desde chiquito viajaba, de joven fui algo aventurero, fui maestro de equitación, hasta que me dediqué a la profesión como periodista, cubriendo todas las secciones, después empecé a hacer sólo fotografía antropológica".

El inicio
Con residencia actual en Yautepec, Morelos, el fotógrafo contó que en sus inicios él tenía un informante en el aeropuerto de la Ciudad de México, quien le avisaba de la llegada de reporteros extranjeros.
"Cuando llegaba alguien corría y me les pegaba como chicle, les cargaba las maletas, era el traductor y así fui conociendo de cámaras, de cómo tomaban las fotos, fue mi escuela y esto me dio el contacto a nivel profesional, en México no había escuela de periodismo", recuerda.
"Luego tuve la suerte de que cuando llegaron unos de National Geographic, me les pegué y nos fuimos a Mexcaltitlán, Nayarit, se enfermó el fotógrafo y tuve que tomar las fotos. Me llevé más espacio que él, esa fue mi primera publicación en la revista".


PERMANENCIA
Durante una semana se mantendrá en exposición la muestra titulada "Voces del Campo", en el lobby del Salón de Sesiones del Congreso del Estado, en Culiacán.

MÁS DEL ARTISTA
-Guillermo Aldana Espinosa nació en El Rosario, Sinaloa.
-Cuenta con estudios de posgrado en fotografía por la Universidad de Syracuse, de Nueva York.
-Ha publicado en la revista National Geographic, Artes de México, Geomundo, México Desconocido, Gente, Arqueología Mexicana y Saber Ver.
-Ha publicado los libros "México, tierra de contrastes", "El barroco mexicano", "Arquitectura popular mexicana, trópico" y "Ríos de México".
Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades