Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

Números Buhedera

Guillermo Fárber
19/04/2019 | 04:04 AM

gfarber1948@gmail.com   http://www.farberismos.com.mx/web/

 
 
 
La edad, el peso y otros números:
 
Cual talentos
como afrentas:
no son cuentas
¡sino cuentos!
 
Envidia
 
Ya anhelo reencarnar en un mundo donde no sea ésta la emoción dominante.
 
Mota infinita
 
Avanza imparable el movimiento mundial hacia la despenalización de ciertas drogas prohibidas. Sí, tras décadas de guerra, millones de balas disparadas, destrozo del entramado social, cientos de miles de muertos-mutilados-desaparecidos-secuestrados-torturados-desplazados-huérfanos después, en defensa del monopolio del negociotote centralmente controlado por multimillonarios y disfrazado de protección a la salud pública.
 
Bombazo: viene la revancha
 
El Fiscal General William Barr dijo que las agencias de inteligencia de EU se involucraron en el espionaje dirigido a la campaña presidencial de 2016 de Donald Trump y que investigaría si la vigilancia se realizó legalmente. “Creo que ese espionaje ocurrió”, dijo Barr en una audiencia en el Senado. “La pregunta es si fue justificada legalmente. No estoy sugiriendo que no fue adecuada, y no estoy sugiriendo que esas reglas fueron violadas, pero creo que es importante mirar eso. Y no estoy hablando necesariamente del FBI, sino más ampliamente de las agencias de inteligencia en general.“Creo que espiar una campaña política es un gran problema, es un gran problema”.
 
La doña y los yaquis
El Gus: “Conviene precisar algunos puntos. La Doña nació en El Quiriego, una ranchería que pertenece al municipio de Álamos, ubicado en el extremo sur del estado de Sonora y en las estribaciones de la Sierra Madre Occidental. Los poblados del rumbo, como todos los de la sierra de Sonora, fueron fundados por criollos, es decir, descendientes de españoles, principalmente vascos; polacos, italianos, algunos irlandeses, todos católicos. Muy poco contacto con los pueblos de indios, que más bien eran hasta entrado el Siglo 20. En esa parte sur de Sonora poblada por criollos, había asentamientos de indios en condiciones muy similares al periodo cazador/recolector, con poco contacto con la población blanca, salvo algunas sirvientas y trabajadores de faenas campesinas. La Doña tenía tanta sangre yaqui como yo puedo tener de la vikinga. Me parece que en sus últimos años de vida, de pronto encontró muy cool inventarse ‘orígenes yaquis’. Además difícil, porque los yaquis son de la parte central del estado, del municipio de Guaymas, específicamente, donde está ‘la zona yaqui’, obsequiada por el General Cárdenas contra la letra y el espíritu de la Constitución, porque ‘el Valle del Yaqui’, la zona agrícola más moderna del país (junto con el Valle del Fuerte y de Culiacán, además recientemente del Bajío) nada tiene qué ver en absoluto la tribu yaqui. En el sur del estado se encuentra la tribu de los mayos. Estos eran enemigos tradicionales de los yaquis. Cuando en el Siglo 16 los yaquis ‘se rindieron’ a los españoles, los mayos coligieron ‘si éstos, que son unos jijos de su... se rindieron, nosotros no tenemos nada qué hacer’, y así, los mayos se rindieron y quedaron en paz con los españoles. Porque los yaquis sólo simularon una rendición. De hecho, estuvieron más de 400 años en guerra. Durante el invierno simulaban una paz y en el verano se levantaban en armas. El ejército, conformado con gente del centro y sur del país, no podían soportar 40 y 45 grados centígrados de calor, a veces más de 50 y los yaquis hacían auténticas masacres. Sólo se pacificaron hacia 1925, cuando el General Francisco Manzo consiguió unos aviones, bombarderos rústicos, pero efectivos. Ante un ataque ‘con pájaros tira cuacha’ (materia fecal) los yaquis se pacificaron. Esa hostilidad de centurias no generó, salvo casos muy aislados, mestizaje. Adolfo de la Huerta Marcor, quien fue Presidente de México, era hijo de una princesa yaqui y de un criollo y aristócrata de Guaymas. Don Adolfo tuvo una educación realmente exquisita: leyes, administración, artes. En su exilio en Los Ángeles se ganó la vida dando clases de bel canto (ópera, pues). No se interesó en ‘la cultura’ de sus antepasados por parte de madre, sino que abrevó en profundidad de la cultura occidental”.
También de este autor..
16-08-2019
15-08-2019
14-08-2019
13-08-2019
12-08-2019

Oportunidades