Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

Libia encarece crudo Contexto financiero

Guillermo Calles
09/04/2019 | 04:00 AM
Iniciamos la semana con una jornada mixta en Asia y Europa y positiva para todos los índices bursátiles americanos, a excepción del Dow Jones. En contraste, el SP500 igualó su mejor racha en año y medio al subir por octava sesión consecutiva, a pesar de la cautela que prevaleció la jornada de ayer.
Los inversionistas se mantuvieron cautelosos mientras esperan una nueva ronda de reportes correspondientes al primer trimestre del año, misma que comienza este viernes con las cifras de dos de los bancos más importantes estadounidenses, JP Morgan y Wells Fargo. El día de ayer pesaron las malas calificaciones que recibieron las acciones de Boeing y de General Electric en el índice industrial Dow Jones, provocando que fuera el único componente de este lado del planeta que retrocediera este lunes.
En México los índices accionarios finalizaron este lunes por cuarta jornada consecutiva con ganancias, en medio de las expectativas de los analistas por el inicio de la entrega de reportes trimestrales del primer trimestre del año. De las últimas cuatro jornadas al alza, la Bolsa Mexicana de Valores ha acumulado un rendimiento de 4.9 por ciento, a la vez que la Bolsa Institucional de Valores ha subido 5.0 por ciento en el mismo lapso.
En general, los operadores del mercado continuaron digiriendo el potencial acuerdo comercial entre Estados Unidos y China, las dos mayores economías del mundo. De cualquier forma, se espera más volatilidad de cara a la entrega de resultados financieros de las empresas al primer trimestre del año. En los próximos días los bancos darán a conocer sus resultados financieros en Estados Unidos, mientras que en México las empresas comenzarán a divulgar sus balances después de las vacaciones de Semana Santa, ambos para el primer período del año.
En asuntos energéticos, los precios del petróleo cerraron la jornada de ayer con ganancias, ya que los operadores del mercado evaluaban el posible descenso del suministro global de crudo en el corto plazo. Este lunes el precio del barril de petróleo estadounidense, también conocido como West Texas Intermediate, subió 1.32 dólares para alcanzar los 64.40 dólares, mientras que el crudo europeo, Brent del Mar del Norte, ganó 76 centavos para subir a los 71.07 dólares por barril.
Libia, quien se encuentra en un estado de caos y guerra civil desde 2011, cuando se derrotó a dictador Muamar Gadafi, ha reportado duros combates entre los soldados del Gobierno de Acuerdo Nacional y las tropas del Ejército Nacional de Libia, liderado por Jalifa Haftar, quien intenta tomar la capital de aquella nación respondiendo a intereses occidentales. Con tales enfrentamientos, los productores locales de petróleo amenazaban con interrumpir las exportaciones.
Por su parte, el ministro de energía saudí, Khalid al-Falih, dijo que sería prematuro decir si existía un consenso entre la Organización de los Países Exportadores de Petróleo y sus aliados para extender los recortes en el suministro de petróleo, pero una reunión de mayo próximo sería clave. Se espera que Arabia Saudita no recorte más la producción, dentro del marco del acuerdo global.
En temas cambiarios, el peso mexicano terminó el día de ayer con una ganancia significativa, dada la debilidad generalizada del dólar, así como por el ascenso de los precios internacionales del petróleo. De acuerdo a los registros de Banco de México, la moneda azteca cerró ayer en niveles interbancarios de 18.9550 pesos por dólar, lo que representa una apreciación del peso de más de 12 centavos respecto al cierre previo. Este nivel es el más fuerte en dos semanas.
La fortaleza de la moneda mexicana fue gracias a que el índice del dólar, el cual mide el valor de esté frente a una cesta de monedas extranjeras, perdió 0.3 por ciento, en un escenario donde los inversionistas decidieron actuar con cautela en espera de avances contundentes en las negociaciones comerciales entre China y Estados Unidos.
Otro elemento que apoyo las ganancias de la moneda nacional fue el aumento de los precios internacionales de petróleo, que operaron en su nivel más alto desde noviembre del año pasado. El aumento de los precios internacionales de petróleo, que suele jugar a favor de los activos de mercados emergentes, tuvo que ver con las previsiones de una menor producción petrolera en Libia ante conflictos geopolíticos, así como parte de la Organización de Países Exportadores de Petróleo.
En notas domésticas destacadas, la inversión fija en México mostró un crecimiento de 8.0 por ciento en términos mensuales en enero y una variación de 1.1 por ciento comparando con el mismo periodo del año anterior. Con cifras originales, la variación fue de 1.6 por ciento. Para hoy esperamos la publicación en México de las cifras de inflación de marzo. Sigamos atentos. Nos vemos el próximo martes.
gcalles@itesm.mx
También de este autor..
15-05-2019
14-05-2019

Oportunidades