Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

Están como la Chimoltrufia EN TRIBUNALES

David Cristóbal Álvarez Bernal
09/01/2018 | 11:57 AM
 
david@buferealvarez.com
 
 
Aunque estoy de acuerdo en que todo servidor público que cause un daño patrimonial al Municipio o incurra en alguna falta administrativa debe ser severamente castigado y llevado a los tribunales, nunca estaré de acuerdo con la “justicia selectiva”, en donde se castiga a unos y se hacen de la vista gorda respecto de otros, solo porque conviene a un partido político o porque estamos en tiempo de elecciones y, hay que atacar a los “enemigos” y dejarle la puerta abierta a los “amigos”. 
Me parece una enorme falta de congruencia sostener en un expediente administrativo, que algunos servidores públicos deben ser inhabilitados por omisiones cometidas durante sus administraciones y que, por otro lado, en otros expedientes administrativos, se sostenga todo lo contrario y los absuelvan sin más ni más, a pesar de que, comparando los temas jurídicos de ambos casos, el resultado debería ser exactamente igual.  
Conste que no estoy defendiendo a nadie, por mí, que a todos los servidores públicos rateros los castiguen, los hagan regresar el dinero que se robaron y los metan a la cárcel, si hay evidencia de que cometieron las faltas que les imputan. 
Lo que me repugna es que apliquen esa “justicia selectiva”, solo porque en un caso les conviene y en el otro no. 
En el ejemplo a que me estoy refiriendo, donde seguramente usted ya sabe a estas alturas de qué asunto se trata (donde sí fueron castigados), los temas jurídicos de ambos casos ameritaban que en uno y otro expediente los acusados fueran sancionados. 
Pero no, estos “jueces” están como la Chimoltrufia y, “como dicen una cosa, dicen la otra”.
En el colmo de la incongruencia, en un expediente sostienen que no los pueden sancionar, utilizando argumentos que, por increíble que parezca, pueden usarse en contra del mismo “juez” y echar por tierra los argumentos que sostienen el castigo impuesto en el otro expediente.
¿Qué les pasa? ¿Qué no tienen buenos abogados que sepan preparar estas resoluciones? ¿O será precisamente por eso que hacen las cosas tan mal?
Ya hasta estoy pensando mal ¿no será que esos “castigos” van así de débiles para que fácilmente se “caigan” en los tribunales donde serán combatidos?
La “justicia” no debe ser utilizada para fines políticos porque se pervierte y estos asuntos (los dos) me suenan a perversión pura y dura.
Me parece bien que los castiguen, porque en lo personal creo que se lo merecen. Pero debieron castigarlos en los dos asuntos y no solo en uno solo porque en el otro no les convenga.  

 

Dicen que los pueblos tenemos el gobierno que nos merecemos. No estoy de acuerdo, nosotros no merecemos “jueces” de esta calaña, que castiguen a los malos servidores públicos por un lado y los dejen impunes por el otro. ¿O a poco si nos los merecemos?
También de este autor..

Oportunidades