Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

Es la corrupción estúpidos EN TRIBUNALES

David Cristóbal Álvarez Bernal
16/01/2018 | 02:00 AM
david@bufetealvarez.com
 
 
 
La frase que encabeza esta columna es un parafraseo de una atribuida a Bill Clinton durante su campaña presidencial. La frase de Clinton, según recuerdo, era: “Es la economía estúpidos”, y con ella pretendía dejar claro que, lo que al pueblo de USA le preocupaba en el momento de esas elecciones, era precisamente la economía del país y, por extensión, la economía de cada familia.
En todos los medios, impresos y electrónicos y por supuesto en las redes sociales, nos están recetando una dosis intensa de anuncios de los precandidatos y sus equipos, donde el énfasis es la corrupción.
Bueno, hasta ayer en la sesión de Cabildo se dieron con la cubeta acusándose unos a otros de corruptos. En fin, la clase política que por desgracia tenemos, está haciendo lo que mejor sabe hacer: tirarse con lodo unos a otros, bajo la estúpida creencia de que los ciudadanos solo estamos enojados con el menos corrupto, en un juego de: “Si, yo soy corrupto, pero tú también”.
Lo que no entienden estos señores es que a los ciudadanos no nos importa quién es más corrupto y quién es menos. Estamos indignados y enojados con todos ellos, ratitas y ratotas. 
Durante años y años, el tema de la corrupción raramente era noticia y menos llevado a juicio. Ahora solo falta que hasta series de televisión mexicanas estilo “Suits” salgan al aire, de tanto asunto que esta llegando a los tribunales.
Los ciudadanos estamos hartos de soportar corrupción de todos los partidos políticos y tenemos la esperanza de que ahora sí, los casos llevados a los tribunales terminen con los corruptos en la cárcel, inhabilitados y haciéndolos regresar el dinero que se robaron con altos intereses.
Para contribuir a lo anterior, le duela a quien le duela, el Sistema Local Anticorrupción (SLA) va avanzando. 
Ya fueron designados los integrantes del Comité de Selección, quienes a su vez elegirán a los integrantes del Consejo de Participación Ciudadana.
Ya tenemos magistrado anticorrupción y ya tenemos expedientes por denuncias de faltas administrativas terminados. Es decir, los ciudadanos ya tenemos la mesa puesta y ahora falta que el Sistema Anticorrupción empiece a dar frutos, con castigos ejemplares.
Siempre he sostenido que el verdadero poder lo tenemos los ciudadanos y no el Gobierno y, parece que los hechos van a demostrar que tengo razón.
Utilizadas hábilmente las herramientas legales con las que contamos para el combate a la corrupción y, sobre todo, puesto el SLA en manos de personas comprometidas y honestas, las cosas van a empezando a cambiar. No hay que aflojarle, vamos por ellos. 
También de este autor..

Oportunidades