Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

¿Qué necesito para ser feliz? ÉTHOS

Rodolfo Díaz Fonseca
17/09/2019 | 04:00 AM

rfonseca@noroeste.com
@rodolfodiazf



Si nos preguntaran qué necesitamos para ser felices, ¿qué responderíamos? ¿En qué cosas, virtudes o valores fundamentaríamos nuestro ideal de felicidad? ¿Nos conformaríamos con poco o pensaríamos que necesitamos mucho? ¿Aspiraríamos a lo esencial o argumentaríamos que necesitamos muchos bienes y satisfactores?

Unos 500 años antes de Cristo, el maestro Confucio preguntó a sus discípulos qué aspirarían conseguir para alcanzar la felicidad. El primer discípulo en responder fue Zilu, quien dijo que le gustaría dirigir una nación entre dos estados que se la disputan y que sufre gran hambruna, pues en tres años resolvería sus problemas.

Advirtiendo la gran ambición y autoestima de Zilu, Confucio escuchó la contestación de Ran Qui, quien pidió un territorio de 50 o 60 pueblos y en tres años conseguiría su prosperidad, aunque se declaró incapaz de conseguir el bienestar espiritual.

Chi, el tercer discípulo, con aspiración más humilde y menor autoestima, se conformó con ser ayudante de una ceremonia religiosa. En cambio, Diam, el cuarto discípulo declaró que estaría satisfecho con poco, solo pedía poder bañarse y estar contento en su casa.

Confucio aprovechó para enseñar una extensa lección sobre las expectativas de felicidad que tenía cada uno de los discípulos, lo que cada uno creía ser y lo que necesitaba para ser feliz.

Rafael Santandreu, autor del libro Las gafas de la felicidad, expresó: “Si somos infelices es porque nos creamos cierta expectativa, necesidades diferentes en vez de darnos cuenta que tenemos todo para ser felices”.

Añadió que necesitamos liberarnos de la terribilitis y la necesititis: “La terribilitis es la tendencia a decir de ti mismo que cualquier pequeña adversidad es terrible, el fin del mundo, la guerra nuclear. Y la necesititis es la creencia de que necesitas muchas cosas para estar bien”.

¿Me siento feliz?

También de este autor..
17-10-2019

Oportunidades