Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

La clave del mundo nuevo ÉTHOS

Rodolfo Díaz Fonseca
20/09/2019 | 04:00 AM

rfonseca@noroeste.com
@rodolfodiazf

 

Todos queremos mejorar el mundo en que vivimos y que, parece, se nos escapa de las manos. El cambio climático, los conflictos bélicos, la acelerada deforestación, las desigualdades e injusticias sociales, las discriminaciones xenófobas, la ola de crímenes y violencia, entre otros muchos puntos virulentos que amenazan nuestro equilibrio.

Sin embargo, aunque la lista de malestares y enfermedades sea muy larga no debe de hacernos perder el piso. Lo importante no es contemplar el elenco de cosas negativas, sino descubrir cómo podemos ayudar a mejorar las cosas y cambiar el rostro de nuestro mundo. El centrar nuestra vista en los males nos lleva a la desesperación y pesimismo; lo esencial radica en descubrir cuál será nuestra aportación para transformar la realidad.

Un cuento narra que un hombre sabio y piadoso clamó al cielo por una respuesta a los males del mundo. Aquel hombre encabezaba un grupo de misioneros que oraban por la paz, para lograr que las fronteras no existieran y que toda la gente viviera feliz.

La pregunta que hacían era: ¿Cuál es la clave, Señor, para que el mundo viva en armonía? Entonces, los cielos se abrieron y después de un magnífico estruendo, la voz de Dios les dijo: “C-O-M-O-D-I-D-A-D”.

Los misioneros se miraron sorprendidos y extrañados al escuchar tal afirmación del mismo Dios. El hombre sabio y piadoso preguntó de nuevo: ¿Comodidad, Señor?, ¿qué quieres decir con eso?

Dios respondió: “No han entendido porque interpretan muy rápido. La clave para un mundo nuevo y feliz ya se la di una vez por todas con el ejemplo de mi vida y mi muerte: Como di, dad. Es decir, así como yo entregué mi vida al Padre por todos, entréguenla también ustedes”.

¿Pongo en práctica la clave para construir un mundo nuevo?

También de este autor..
17-10-2019

Oportunidades