Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

La calidad de la construcción ÉTHOS

Rodolfo Díaz Fonseca
15/10/2019 | 04:10 AM

rfonseca@noroeste.com
@rodolfodiazf

 

Lo más importante en una construcción son los cimientos. Si los cimientos no son buenos, está por demás que la construcción se haya hecho con las más finas maderas o los mejores materiales. Es cierto que los cimientos ni lucen ni se ven, al igual que las raíces en un árbol, pero de su solidez y bienestar dependen los frutos venideros.

De igual forma acontece en nuestra vida; no podemos esperar una excelente construcción de estructura, paredes y fachada si los cimientos no fueron sabiamente elegidos y colocados.

Este símil utilizó el apóstol Pablo en la Primera Carta a los Corintios: “Conforme a la gracia de Dios que me fue dada, yo, como buen arquitecto, puse el cimiento, y otro construye encima. ¡Mire cada cual cómo construye! Pues nadie puede poner otro cimiento que el ya puesto, Jesucristo. Y si uno construye sobre este cimiento con oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, paja, la obra de cada cual quedará al descubierto; la manifestará el Día, que ha de revelarse por el fuego. Y la calidad de la obra de cada cual, la probará el fuego” (3,10-13).

Agustín de Hipona, reflexionando sobre el sentido del sufrimiento, también insistió en que la calidad del oro debe probarse en el fuego:

“En el crisol el oro y el fuego deben estar juntos, a la vista del orfebre. Ahí arde la paja reduciéndose a ceniza, y arde el oro quedando limpio... ¿Soy de verdad oro? Debo quedar a las órdenes del orfebre. Puesto que él bien sabe dónde y cómo purificarme, yo debo soportar las necesarias molestias. Que arda pues la paja hasta limpiarme. La paja se convertirá en ceniza, al tiempo que yo seré eterno oro brillante”.

¿Construyo sobre sólido cimiento? ¿Edifico con materiales de calidad?

También de este autor..
15-11-2019
12-11-2019

Oportunidades