Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

Transformar el transporte Editorial

Editorial
17/04/2019 | 04:07 AM
En Sinaloa las autoridades promueven la modernización del transporte y por ello, con las organizaciones que prestan el servicio público en la entidad, buscan que los vehículos se modernicen y sean unidades nuevas y recién pintadas y con los mismos colores.
 
Puro Sinaloa, se lee ya en algunos de esos vehículos que circulan en Culiacán y Mazatlán, algunos de ellos con aire acondicionado, por cierto, como pasa en la mayoría del transporte en la capital del Estado y como una novedad en el puerto, donde solo los turísticos contaban con esa característica.
 
Modernizar la flota con la que se presta el servicio del transporte público no es malo. Al final, serán los usuarios quienes podrán contar con un servicio más cómodo que al que están hasta ahora acostumbrados.
 
Sin embargo, no son todos los vehículos ni todos son tan modernos como se cree que serán. Pues algunos, solo han cambiado de pintura, pero no de las condiciones en las que se encuentran.
 
Pero si con cambiar los camiones fuera posible transformar el servicio y mejorarlo, otra cosa estaría contando los usuarios en sus experiencias al hacer uso del transporte público.
 
Porque el Gobierno prefiere cambiar la imagen de los camiones que las experiencias de los usuarios al utilizarlos. Porque prefiere que la identidad del transporte público sea un color y no el buen servicio que ahí se tienen. Porque opta por dejar todo igual aunque se trate de venderlo como algo nuevo.
 
Para hacerlo diferente, el Gobierno debería enfrentarse al transporte organizado para poner sus condiciones: mejorar tiempos, tratos, servicios, rutas, avenidas permitidas y zonas “prohibidas”. Pero no quiere hacerlo. No quiere conflictos.
 
Y mientras, el transporte “moderno” de Sinaloa sigue acumulando varias rutas por las mismas calles, los mismos paraderos, las mismas aglomeraciones y la misma desorganización de siempre.
 

 

Seguro Sinaloa en algún momento va a poder presumir que su transporte es el de los mejores. Pero todavía no lo puede hacer.
También de este autor..
24-05-2019
18-05-2019

Oportunidades