Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

Recordar la desigualdad Editorial

Editorial
10/05/2019 | 04:04 AM

 

En días como estos, a muchos satisface recordar a su mamá, los momentos de crianza, el período de escuela, la época de crecimiento, los días de diferencias, los tiempos de decir adiós. Hay muchos aspectos por lo que celebrar el Día de las Madres adquiere un carácter de mucha solemnidad, al menos en México.
 
Y tan solemne se vuelve, que hace olvidar que en el País, y Sinaloa no está fuera de esas condiciones, la desigualdad sigue siendo una condición por el hecho de ser mujer, y más para quienes son madres y deben trabajar.
 
Basta revisar las cifras oficiales para darse una idea de lo que sigue pasando en México: las oportunidades de acceso al empleo siguen siendo inferiores a la de los hombres, las diferencias salariales siguen marcando al género en el País, el acceso a la participación pública lo obliga las leyes, no lo garantizan las voluntades, las responsabilidades del hogar, se les sigue endilgando a ellas.
 
Hay muchas razones por las que el desarrollo social en México sigue estancado y una de ellas, además del de la condición social, es la sostenida desigualdad en cuanto al género.
 
A propósito del Día de las Madres, revela que de las madres de Sinaloa que tienen que ejercer un trabajo, un 59 por ciento de ellas, casi seis de cada 10, no tienen acceso a los servicios de salud, que por Ley debe estar garantizado.
 
Y además, un 34 por ciento de ellas, poco más de tres de cada 10, apenas recibe como pago de uno a dos salarios mínimos. Y casi una de cada 10 de las madres de familia que trabajan, lo hacen por más de 48 horas a la semana.
 
Sí, las condiciones de ser madre han cambiado en México y en Sinaloa: hoy se tienen menos hijos, hoy se decide prolongar la maternidad y sí, hoy también se decide no tener hijos. Pero aquella que decide tenerlos y además, trabajar, no va a encontrar las mismas oportunidades ni las mismas condiciones de trabajo que su contraparte.
 
Sí, a México le urge mejorar su entorno social, pero no lo va a lograr mientras no se diluyan esas diferencias que aún siguen ensanchando la desigualdad social del País. Solo así.

 

También de este autor..

Oportunidades