Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

La polémica democracia Editorial

Editorial
24/06/2019 | 04:00 AM

Se dice que la democracia no es perfecta, pero ha probado que es el mejor sistema político que hemos encontrado para gobernarnos.

Desde tiempos inmemoriales, la democracia se ha ido abriendo camino entre imperios, monarquías y gobiernos comunistas, y al final ha demostrado ser el sistema más humano, pero no está exento de polémica, de hecho ésta forma parte fundamental de su naturaleza.

Sinaloa vive una de sus épocas más democráticas, el voto popular ha desaparecido de un plumazo décadas de gobiernos nacidos de un bipartidismo azul y tricolor, para llevar al Congreso del Estado a Morena, por mayoría.

Hasta ahí todo bien, pero resulta que la misma democracia que pintó de verdadero pueblo a la “casa del pueblo” está viviendo los dolores causados por su naturaleza.

Y como no podía ser de otra forma, fue una decisión polémica, como los matrimonios igualitarios, lo que provocó que toda la unidad de la bancada de mayoría saltara por los aires.

La cuestión es que Morena prometió cambiar los usos, vicios y costumbres de sus antecesores, pero a la hora de votar quiere que sus diputados voten en grupo, exactamente como hacían los diputados de los partidos a los que ahora rechaza el pueblo.

Morena quiere transformar a México, pero lo quiere hacer con la fuerza de una mayoría que ni siquiera quiere reconocer que sus diputados pueden pensar por sí mismos, tener su opinión y votar según dicte su conciencia.

También están los electores de esos diputados, que los pueden llamar a cuentas y exigirles que voten en un sentido diferente a lo que dicta su partido.

Señores de Morena, desgraciada o afortunadamente ustedes apostaron por la democracia, así que tendrán que ajustarse a ella, antes de echar fuera a sus compañeros sólo por ejercer el mandato que el pueblo les encomendó.

También de este autor..

Oportunidades