Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

La guerra de guerritas Editorial

Editorial
16/09/2019 | 04:00 AM

Los ex presidentes y el Presidente actual han convertido la política mexicana en una guerra de declaraciones que no beneficia a nadie y de un nivel tan bajo que avergonzaría a unos estudiantes de secundaria.

Después de meses de estarse descalificando, primero con el tema de las pensiones, después con el tema de la violencia y nunca falta el tema económico, ahora hasta el anuncio del festejo del Grito de Independencia se convirtió en un motivo para discutir en las redes.
Pero detrás de la “guerra de guerritas” que protagonizan Vicente Fox y Felipe Calderón en contra de López Obrador hay toda una historia, recordemos que Fox intentó desaforar a López Obrador y Calderón le arrebató la Presidencia por un punto porcentual al tabasqueño.
Desde entonces, los ex presidentes panistas se convirtieron en los enemigos jurados del actual Presidente, de ahí su rencor en contra de todo lo que pinte de azul.
Incluso, López Obrador los ha convertido en los principales destinatarios de sus proyectiles dialécticos, los llama “conservadores”, “reaccionarios”, son los verdaderos “fifís”, los “neoliberales”, los “capitalistas salvajes”, el origen de todos los “complots” en su contra.
A Fox y a Calderón no parece importarles mucho, el problema es que esa división termina dividiendo a gran parte de la población, a los empresarios identificados con los ex presidentes, a cualquiera que critique a López Obrador o que se vea como su adversario.
Finalmente las divisiones en esas alturas no benefician a los que estamos abajo, así que sería mejor que le bajaran dos rayitas a una “guerra” de declaraciones que solo enrarece la política nacional.
Es tiempo de decir “Viva México”, no de andarse peleando por cosas que ya no van a arreglar y que quedaron en el pasado.

También de este autor..
15-10-2019

Oportunidades