Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

¿No que no se podía? En Tribunales

David Cristóbal Álvarez Bernal
02/04/2019 | 04:00 AM

david@bufetealvarez.com

 
 
 
En varias de mis colaboraciones, dispersas a través de los años en esta columna, he dicho que los bloqueos de los taxistas se podían terminar fácilmente, haciendo una sola cosa ¡aplicando la ley!
En la semana pasada fuimos testigos de otro bloqueo más, pero en esta ocasión las cosas fueron diferentes. 
Por un lado, el Gobierno municipal se fajo los pantalones, tomó el toro por los cuernos y conforme a sus atribuciones, arrestaron a algunos de los taxistas que participaron en ese evento y remolcaron algunas de sus unidades con grúas. Es decir, el Gobierno municipal simplemente aplicó la ley.
Como no le quedó de otra, porque se vería muy mal que el Gobierno municipal sí le entrara al tema y ellos no, el Gobierno del estado inicio (por fin), los procedimientos administrativos para revocar los permisos relacionados con las unidades que participaron en el bloqueo.
Si en los procedimientos administrativos iniciados se cuida en el aspecto legal, las cosas serán claras: los permisos serán revocados y aunque se lleve a tribunales la resolución administrativa correspondiente, no tendrán muchas probabilidades de éxito.
El resultado final es que los dueños de esos permisos se quedarán sin ellos y, por lo tanto, se quedarán sin esa fuente de ingresos. ¿Injusto? No puede ser injusto lo que esta basado en la ley que todos debemos respetar. Y si los bloqueos continúan, simplemente les van a repetir la dosis y aplicaran la ley hasta que se queden sin permisos y se revoque la concesión general. Así de sencillo y así de claro.
¿Verdad que no era tan difícil? ¿Entonces porqué se toleró ésto durante años y años? Nótese que use la palabra “toleró”, porque esa es precisamente la clave. No se aplicó la ley antes, aunque se tenía el deber de hacerlo, porque al Gobierno del estado no le convenía confrontar a los taxistas. Ahora que el mapa político ha cambiado, parece que los taxistas ya no son tan atractivos electoralmente hablando y, por lo tanto, son desechables.
Como los taxistas ahora son desechables y de paso el Gobierno municipal puso el ejemplo, ahora sí le surgió al Gobierno del estado “voluntad política” para hacer lo que siempre se debió hacer: ¡aplicar la ley! ¿No que no se podía?
También de este autor..
16-07-2019
18-06-2019

Oportunidades