Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

El incendio de Notre Dame Éthos

Rodolfo Díaz Fonseca
16/04/2019 | 04:07 AM
La Ciudad Luz se vio cruelmente iluminada la noche del lunes 15 de abril, debido a un catastrófico incendio que inició poco antes de las 19:00 horas y devoró parte de la iglesia de Notre Dame. Las escenas de la Catedral eran dantescas. La aguja y el techo del edificio se desmoronaron ante el horror y estupor del mundo entero. Al parecer, la catástrofe fue accidental y se originó por un descuido en los trabajos de reconstrucción.
Miles de turistas y parisinos se postraron en las calles entonando cánticos a la Madre de Dios. Las llamas crepitaban por todo lo alto del cielo. Los esfuerzos de los cientos de bomberos que intentaban controlar el incendio parecían infructuosos; sin embargo, poco a poco lograron contener las llamas, evitando el colapso total y la pérdida de la estructura del templo.
Haciendo un llamado a la esperanza, el Presidente francés, Emmanuel Macron, expresó: “Reconstruiremos Notre Dame todos juntos... Se ha evitado lo peor, aunque todavía no hemos ganado la batalla totalmente”.
El mundo entero se horrorizó y solidarizó ante esta tragedia cultural de la humanidad. El histórico recinto que fue testigo de la coronación y consagración de Napoleón Bonaparte, así como de la beatificación de Juana de Arco, podría haberse reducido a escombros y cenizas.
Víctor Hugo colaboró a la inmortalización de este templo con su obra Nuestra Señora de París, en la que narró la historia del jorobado Quasimodo, enamorado de una gitana llamada Esmeralda.
Si Hitler no pudo dinamitar los edificios emblemáticos, entre ellos Notre Dame, cuando llegaron los aliados a París el 25 de agosto de 1944, según se narra en la obra de Dominique Lapierre y Larry Collins, “¿Arde París?”, hoy lo hizo un infausto incendio.
¿Custodio el patrimonio de la humanidad?
@rodolfodiazf
También de este autor..
18-07-2019
16-07-2019
15-07-2019

Oportunidades