Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

Evitar el enojo Éthos

Rodolfo Díaz Fonseca
18/07/2019 | 04:00 AM

rfonseca@noroeste.com
@rodolfodiazf

 

Todos nos enojamos alguna vez, pero otros nos enojamos con demasiada frecuencia. Lo lamentable es que no somos conscientes del terrible daño que nos estamos causando, porque acumulamos malestares y desesperanzas.

La palabra enojar proviene de inodiare, que significa estar en el odio, aborrecer o rechazar. Estos sentimientos no aportan energía vital, sino pesimismo y desgracia.

Además, cuando somos presa del enojo nos volvemos personas reaccionarias, pero no proactivas. Es decir, personas que se dejan llevar por sus arranques, pero que no toman el control, timón y dirección de su vida.

Frecuentemente hemos escuchado que si las cosas tienen remedio no tiene caso preocuparse o enojarse, y que si no tienen remedio tampoco tiene ningún sentido preocuparse o afanarse por lo que no está en nuestras manos resolver. Filosofía estoica 100 por ciento realista y práctica.

El escritor Jean-Ives Bonnamour señaló: “¿De qué sirve hacer bilis? O las cosas mejoran solas y, en ese caso, no sirvió de nada hacer bilis, o las cosas salen mal y entonces hay dos posibilidades: o se arregle todo de nuevo y, en ese caso, no sirvió de nada hacer bilis, o las cosas empeoran y entonces hay dos posibilidades: o uno se las arregla y, en ese caso, no sirvió de nada hacer bilis, o uno se enferma y entonces hay dos posibilidades: o uno se cura y, en ese caso, no sirvió de nada hacer bilis, o uno se muere y entonces hay dos posibilidades: o uno se va al paraíso y, en ese caso, no sirvió de nada hacer bilis, o uno se va al infierno y allá encuentra a sus cuates… Entonces, ¿de qué sirve hacer bilis?”

¿Evito el enojo? ¿Hago continuas bilis? ¿Actúo como persona proactiva? ¿Soy fácil presa de mis reacciones y emociones?

También de este autor..
24-08-2019
22-08-2019
21-08-2019
19-08-2019

Oportunidades