Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

La felicidad de la lectura Éthos

Rodolfo Díaz Fonseca
22/07/2019 | 04:00 AM

Se ha dicho que somos lo que comemos, pero también se puede afirmar que somos lo que leemos. Así como los alimentos nutren, también los libros nos ayudan a crecer y desarrollarnos. Por desgracia, no leemos tanto como comemos. Pero, es también muy importante saber qué leer, porque un libro o revista mal elegidos también puede causar indigestión.

Por otra parte, no se puede afirmar expresamente que existan libros malos; de cualquier texto se puede extraer una buena enseñanza, porque cada quien va a buscar y encontrar la riqueza del libro que ya contiene en su persona, como dijo Georg Christoph Lichtenberg: “Un libro es como un espejo: si un asno se mira en él, no puede esperar ver reflejado a un apóstol”.
La lectura es un medio que nos ayuda a vivenciar la felicidad, pero el problema consiste en que muchas veces buscamos los libros menos difíciles y que se lean con facilidad. Se nos olvida que la virtud implica siempre dedicación, esfuerzo y sacrificio.
Sin embargo, no es conveniente recurrir a presiones y castigos excesivos para convencer a los jóvenes del placer y felicidad que se consigue con la lectura. La imposición jamás será la mejor elección para impulsar el desarrollo de una persona, como señaló Jorge Luis Borges:
“El verbo leer, como el verbo amar y el verbo soñar, no soporta “el modo imperativo”. Yo siempre les aconsejé a mis estudiantes que si un libro los aburre lo dejen; que no lo lean porque es famoso, que no lean un libro porque es moderno, que no lean un libro porque es antiguo. La lectura debe ser una de las formas de la felicidad y no se puede obligar a nadie a ser feliz”.
¿Disfruto el placer de una buena lectura?
rfonseca@noroeste.com
@rodolfodiazf

También de este autor..
04-12-2019
03-12-2019

Oportunidades