Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

Lenguaje total Éthos

Rodolfo Díaz Fonseca
19/09/2019 | 04:08 AM

rfonseca@noroeste.com
@rodolfodiazf

 

Los seres humanos no se comunican solamente con palabras, sabemos que existe también el lenguaje no verbal a través de gestos, risas, llanto, posturas, tacto, miradas o cualquier otra expresión corporal.

El acto comunicativo de la palabra se interpreta también desde diversos ángulos, entre los que se incluyen el tono de voz, la entonación y hasta el silencio.

El silencio es elemento fundamental e imprescindible en el lenguaje total, aunque muchas veces sea desdeñado como algo extraño e intrascendente, según afirmó Richard Rohr en su libro Compasión silenciosa.

“Quien viva en una cultura capitalista como la nuestra, en la que todo se reduce a competir, comparar y ganar, solamente puede ver el silencio como algo contrario a la buena lógica. ¿Cómo enseñar algo tan vacío, tan inocuo, tan generador de fracaso como el silencio?”, ironizó.

“El silencio no debe entenderse como una simple ausencia de sonido audible o de ruido. Cuando el vacío -o lo que pueda parecer un espacio vacío o ausencia de sonido- se convierte en su propia plenitud con su propia voz dulce, podemos experimentar lo que quiero decir por silencio”, añadió.

Recordó que San Francisco recomendó emplear palabras “bien escogidas y castas”, de tal manera que no se predicara si no se tenía nada que decir, o sólo por cumplir con ese deber.

Rohr lamentó que los actos y ritos eclesiales se centren preferentemente en técnicas externas litúrgicas, en las que se hace excesivo hincapié en rígidas normas (cómo deben plegar las manos los sacerdotes, qué palabras deben emplear o qué tipo de indumentaria llevar).

“Si conseguimos ver el silencio como el fundamento y origen de todas las palabras, entonces descubriremos que, al hablar, nuestras palabras están mejor escogidas y son más apacibles”, concluyó.

¿Forma el silencio parte de mi lenguaje total?

También de este autor..
17-10-2019

Oportunidades