Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

La ‘inútil’ filosofía Éthos

Rodolfo Díaz Fonseca
16/11/2019 | 04:00 AM

rfonseca@noroeste.com
@rodolfodiazf

 

La filosofía (y los estudios humanísticos en general) ha sido considerada una pasión inútil. La tecnocracia decidió que lo que se requieren son profesionistas y científicos competentes para impulsar el nuevo mundo. Ya Carlos Marx, en su famosa tesis 11 sobre Feuerbach, había dicho que lo que se requería era transformar el mundo, mientras que los filósofos sólo se encargaban de contemplarlo.

Lo que estos críticos no logran entender es que la filosofía no tiene una utilidad utilitaria -valga la redundancia-, lo cual no quiere decir que sea una práctica totalmente inútil. En efecto, el filósofo no solamente observa cómo es el mundo, sino que atisba y anticipa cómo podría ser en realidad.

Jean Guitton, en El nuevo arte de pensar, expresó: “He aquí al mundo ante ti, joven, ¿y qué le falta para que tú comprendas? Simplemente, falta que te admires. Para hacer el mundo más maravilloso, más habitable, sólo falta transformar los ojos que lo contemplan. No es el universo el que se esconde, ahí está: siempre ahí; silencioso, mudo, no es el universo el que se escapa y se desnuda: es a ti a quien se le escapa el universo”.

No son novedad los sarcasmos que sufren los filósofos. Desde la antigüedad se cuestionaba que se dedicaran a contemplar las alturas cuando no atendían al terreno dónde caminaban. De hecho, este fue el reproche que se hizo a tales de Mileto cuando cayó en un pozo por estar inmerso en sus pensamientos.

Sin embargo, Tales refutó lo falso de sus razonamientos y demostró su habilidad para los negocios. Pidió dinero prestado y compró a bajo precio todos los molinos de aceite de Mileto, previó una buena cosecha de aceitunas y comercializó el aceite al precio que quiso.

¿Considero inútil el pensamiento filosófico?

También de este autor..
10-12-2019

Oportunidades