Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

Eternidad y olvido Éthos

Rodolfo Díaz Fonseca
18/11/2019 | 04:07 AM

La angustia que algunas personas experimentan ante el pensamiento de la muerte no procede solamente del hecho de tener tareas inacabadas ni del temor de abandonar esta vida terrena, sino del miedo a ser olvidados y que desaparezca completamente su memoria.

El periodista Esteban Zamora Camacho, quien falleció el miércoles 22 de mayo del presente año, escribió que nuestro paso por esta vida es muy breve, pero que gracias a nuestro trabajo y dedicación conseguimos el billete de la trascendencia.
“Menos permanente que las piedras, que las construcciones y aun que los árboles, las generaciones humanas son, como dicen las letras sagradas, como las olas que se van sucediendo unas a otras o como las flores que abran corolas al amanecer y se marchitan con el sol de mediodía. Brevísimo es el paso del hombre sobre la tierra, sin embargo ese instante fugaz es el billete con que podemos comprar la trascendencia”.
Zamora, en su libro Sinaloa: paisaje humano, en el que entrevistó a personajes de todos los municipios de Sinaloa, citó las palabras con que comunicaron el fallecimiento de don Martín Estrada: “Cuando se ha hecho de la vida el ejercicio diario del cumplimiento del deber, la muerte llega con la misma tranquilidad que el sueño”.
Esteban no le temía a la muerte sino al olvido, por eso expresó: “Nos encaminamos hacia la eternidad pero en el orden temporal marchamos hacia el olvido. Periodistas, historiadores y cronistas nos empeñamos en la tarea, tal vez con la secreta esperanza de que algo se nos pegue, de estirar los recuerdos para que ante las generaciones del futuro no se desvanezca –por lo menos no tan rápidamente- la huella de los que ocupamos el suelo que nuestros sucesores van a hollar”.
¿Perpetúo la memoria de mis antecesores?
rfonseca@noroeste.com
@rodolfodiazf

También de este autor..
04-12-2019
03-12-2019

Oportunidades