Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

#YoSíVoyALaPrepa Kratos

Juan Alfonso Mejía López
03/03/2019 | 04:07 AM
En mi carácter de Secretario de Educación Pública y Cultura, esta semana tuve oportunidad de sumar esfuerzos con el Delegado en Sinaloa del Gobierno de México, el Ing. Jaime Montes Salas. El Delegado de Programas para el Desarrollo cumple con la instrucción del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, de expandir la oferta educativa en el estado a tres nuevas universidades. Por cierto, gracias a la excelente coordinación entre el jefe del Estado mexicano y el Gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, lo que en principio se limitaba a dos, ahora serán tres nuevas casas de estudio. 
 
Denominadas como Universidades para el Bienestar Benito Juárez García (UBBJ), estas tres instituciones forman parte del proyecto de cien nuevas universidades para el país. Los municipios de Badiraguato, Cosalá y Guasave serán sede de la oferta educativa con un enfoque hacia la Ingeniería Forestal, el Desarrollo Regional Sustentable y la Licenciatura en Educación Física, respectivamente.
 
Los jóvenes interesados pueden inscribirse desde ahora en www.crefal.org ; los requisitos para hacerlo son básicos (comprobante de domicilio, acta de nacimiento, constancia de estudios de bachillerato y carta de motivos) y la beca para estudiar es prácticamente inmediata. 
 
Ahora bien, como Secretario de Educación mi interés es que más jóvenes gocen de un beneficio de esta naturaleza, que no dudo irá adaptándose a las necesidades de los diversos contextos, en todo caso sé que existe toda la disposición. Para ampliar el espectro de oportunidades de estos jóvenes no basta sólo con mirar dónde están (la marginación de sus zonas), sino de dónde vienen (la trayectoria educativa). 
 
Con base en las cifras del Instituto Nacional de Evaluación para la Educación (INEE), en Sinaloa de cada 100 niñas y niños en edad de cursar la primaria, sólo entran 96 en tiempo y forma a primer grado; de ellos, sólo 77 inician secundaria y 70 la finalizan; mientras 56 llegan a educación media superior, sólo 24 alcanzan la universidad. Si queremos que más jóvenes gocen de su derecho a la educación a nivel superior, debemos resolver la problemática de abandono escolar en el nivel de media superior.
 
La resolución del problema empieza por definirlo. A diferencia de la perspectiva de deserción, el abandono centra su preocupación en las necesidades del estudiante; es el sistema el que debe entender y adaptarse a las necesidades de los jóvenes y no al revés. 
 
En México, el abandono es un fenómeno multifactorial, no obedece única y exclusivamente a razones económicas. Realizada en diciembre de 2011, la Encuesta Nacional de Deserción en el Nivel Medio Superior tuvo por objetivo identificar las causas originarias del abandono escolar en el país. Estuvo dirigido a jóvenes entre 14 y 25 años de edad, con un cuestionario promedio de 40 preguntas, en el que se incorporó la opinión de los maestros, directivos y padres de familia. Se visitaron 40 mil hogares de localidades urbanas y rurales de más de 500 habitantes, segmentando los grupos entre los que desertan, los que no y aquellos quienes no se matricularon. 
 
Entre los principales hallazgos a retener se encuentran los siguientes: 
 
Si bien es cierto un buen porcentaje de los jóvenes abandonan por razones de tipo económico (falta de dinero en el hogar, 42 por ciento; trabajar es más importante, 5 por ciento), distan mucho de ser la única. Los argumentos de tipo académico (disgusto por el estudio, 8 por ciento; baja por reprobar materias, 8 por ciento; turno no deseado, 4 por ciento; no le entiende a los maestros, 4 por ciento) y personales (embarazo, 6 por ciento; matrimonio, 6 por ciento) incitan poderosamente para la toma de decisión. 
 
La posibilidad del abandono se incrementa hasta en 15 puntos porcentuales en los jóvenes de menores ingresos pero, ¿por qué unos si abandonan mientras otros no lo hacen? 
Para 78.6 por ciento de los jóvenes resultó fundamental la confianza transmitida por sus maestros y directivos. 
 
Por otro lado, el ejemplo de los padres parece ser determinante porque, a pesar de 78 por ciento de los padres de aquellos jóvenes que sí abandonaron deseaban que sus hijos siguieran hasta la universidad, 82 por ciento de ellos no tiene estudios de bachillerato. 
 
Resulta interesante conocer que la condición laboral no es determinante para abandonar, porque sólo 35 por ciento de quienes trabajaban decidieron dejar sus estudios. 
 
Quienes afirmaron haber consumido droga, aumentan la probabilidad de abandono en 13.5 puntos porcentuales que aquellos quienes no consumieron.
 
Entonces, si bien la situación económica es la principal razón para aquellos que ya  abandonaron (42 por ciento, por falta de dinero; y 5 por ciento porque trabajar era más importante), controlar esta variable está muy lejos de combatir la problemática de fondo (53 por ciento abandonó por razones distintas a la económica).
 
El Gobernador Quirino Ordaz Coppel está comprometido con romper las inercias del pasado: origen no debe ser destino. Porque queremos más jóvenes en nuestras universidades, en los lugares más recónditos de nuestro estado, resulta fundamental identificar la trayectoria de aquellos quienes en principio no estaban destinados a hacer de la educación su principal mecanismo de oportunidad, tan sólo por el hecho de haber nacido en un código postal erróneo. ¡Eso es inaceptable!
 
El éxito de Universidades como las del Bienestar Benito Juárez García (UBBJ) depende en mucho de que más jóvenes en Sinaloa griten: #YoSíVoyALaPrepa. Sobre este particular hablaremos más adelante. 
 
Queremos más jóvenes en las universidades, es por ello que debemos asegurar más jóvenes en los bachilleratos. #PrimeroLosJovenes es #PuroSinaloa
 
Que así sea.
 
PD. A todos aquellos que me conminan a seguir con el humilde ejercicio del análisis y la escritura, gracias. 
 

 

Twitter: @juanmejia_mzt
También de este autor..
11-08-2019
16-06-2019

Oportunidades