Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

La deuda pendiente Kratos

Juan Alfonso Mejía López
19/05/2019 | 04:08 AM

juanalfonsomejia@hotmail.com
@juanmejia_mzt



La Secretaría de Educación Pública y Cultura suspendió el pasado jueves todo proceso de admisión, promoción y reconocimiento, así como la entrega de plazas hasta la emisión de las nuevas disposiciones administrativas, como consecuencia de la aprobación del Decreto de la Reforma Educativa. Con base en el Transitorio Décimosegundo, la Coordinación Nacional del Servicio Profesional Docente instruyó a todas las Autoridades Educativas Locales la suspensión temporal de todos los procesos. 

La suspensión temporal tuvo un doble efecto inmediato en nuestro estado. El jueves 14 estaba programada la entrega de alrededor de 100 plazas, la amplia mayoría de ellas directamente vinculadas con la lista de prelación vigente hasta el próximo 31 de mayo o bien, con el proceso de inducción ejercido durante dos años; el oficio de la CNSPD dejó sin sustento legal el posible el ingreso y/o el nombramiento de los docentes. 

Haberles hecho entrega de un documento sin fundamento a las maestras y maestros hubiera sido irresponsable de parte de la Secretaría, sin dejar de mencionar que se les trasladaría un problema en potencia, como algunos otros ya existentes y a los cuales les estamos dando solución.

La entrega de plazas no es el único proceso que se vio trastocado, también el concurso de ingreso y promoción a nivel de educación básica. Ambos procesos cuentan con el registro de 10 mil 149 jóvenes que buscan obtener una oportunidad durante el ciclo escolar 2019-2020. Aun estamos a la espera de la reprogramación de dichas fechas.

Mucha tinta ha empezado a correr sobre este particular ante la confusión nacional sobre lo que procederá con los concursos de oposición. Como lo expresamos en otras entregas, luego de la aprobación del Decreto de la Reforma Educativa, toca el turno a las Leyes Secundarias para precisar la modalidad de los procesos, siempre bajo los principios de un ejercicio “público, transparente, equitativo e imparcial”. Con esto afirmamos: los concursos NO han desaparecido, sólo el de evaluación de desempeño ligado a permanencia.

La inquietud y la incertidumbre son “primas hermanas” de la confusión. Pienso de manera particular en tres grupos de docentes directivos: primero, aquellos que de conformidad con el Calendario de Evaluaciones para el ciclo escolar 2018-2019 habían sido convocados el pasado jueves 16 y esperaban con ansias observar cómo se “recorrería” la lista de prelación hasta llegar al número tan anhelado, el suyo; segundo, aquellos aspirantes que participan de la convocatoria para el ciclo escolar 2019-2020, los que habían sido convocados entre sábado 18 de mayo y el 2 de junio; tercero, aquellos docentes y directivos que recibieron nombramientos derivado del Concurso de Promoción durante el ciclo escolar 2016-2017, próximos a vencer y sujetos a la evaluación del término del periodo de inducción.

Todos estos docentes merecen claridad y respeto durante sus procesos. La Secretaría de Educación Pública y Cultura del estado de Sinaloa buscará en todo momento hacer respetar los derechos adquiridos de las maestras y los maestros las cuales, en términos del último párrafo del artículo 2º. Transitorio del Decreto referido, “no podrán ser restringidos o afectados de manera retroactiva con las disposiciones de nueva creación”. En pocas palabras, la propia ley nos pide “calma”.

Falta mayor claridad y puntualización de parte de la CNSPD de la Secretaría de Educación Pública (SEP) sobre particularidades que le son propias a miles de docentes en el estado, como es el caso de 1) los nombramientos próximos a vencer, 2) la vigencia del concurso con fecha al 31 de mayo, 3) la conclusión y futura calendarización de los procesos en curso y 4) la garantía de los derechos adquiridos para todos los docentes y directivos que participaron en el pasado reciente. Estamos haciendo lo necesario para que este tipo de situación se corrija en el futuro inmediato; sabemos que la SEP ya trabaja sobre ello. 

La deuda de este proceso de transformación es con los docentes, faltó acompañamiento de parte de las AEL. La implementación de la reforma fue “inoportuna, indebida e inexistente” en múltiples ocasiones. Aprendamos del pasado; no hay transformación posible sin los transformadores por excelencia. 

Que así sea.

También de este autor..
11-08-2019
16-06-2019

Oportunidades