Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

Misoginia legislativa: todos contra una OBSERVATORIO

Alejandro Sicairos
12/08/2019 | 04:00 AM

Graciela Domínguez y el ‘fuego amigo’


A manera de memes, contenidos de Facebook y mensajes de correo electrónico cobra forma una campaña de ataques contra la Diputada Graciela Domínguez Nava, presidenta de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado y figura principal en la 63 Legislatura local que controla el Movimiento Regeneración Nacional. Es normal hasta cierto punto en la tensa dinámica parlamentaria donde muchos intereses quisieran verla caer, para tomar por asalto el envidiable lugar que ella ocupa.
También es explicable la mezcla de ambiciones, misoginias, revanchismos y traumas que le dan pie a lo que sería el “fuego amigo”, según las características de la embestida. La sociedad, partidos políticos y servidores públicos la tienen enfocada para desmenuzar lo que haga o deje de hacer y así, si se reúne con Quirino Ordaz Coppel la etiquetan de traidora a Morena, y si la fracción a la que pertenece le rechaza las cuentas públicas al Gobernador la tildan de revanchista.
El hecho es que los detractores la juzgan por estar al frente del Legislativo en la etapa histórica que por primera vez instala a un partido de izquierda en el timón del Congreso, que es el contrapeso por excelencia del Poder Ejecutivo. Y que el juicio se fundamenta conforme a cómo le va a cada quien en la feria.
No la valoran en razón de la trayectoria política ni de la estatura moral que ha mostrado en la militancia en la izquierda. Graciela Domínguez es en sí la mujer más poderosa del estado y eso la convierte para muchos en ave de tempestades. Aparte de que fue una figura preponderante en los tiempos de decoro del Partido de la Revolución Democrática también integró la 59 Legislatura estatal, 2007 a 2010. En síntesis, es una izquierdista calada, no arribista.
El 15 de julio, en medio de la tolvanera levantada por la revisión de las cuentas públicas de los 18 ayuntamientos correspondientes a 2017, Graciela Domínguez se reunió con Quirino Ordaz y en términos cordiales quedaron en que el Congreso haría la parte que le corresponde en materia de fiscalización y el Gobernador sería respetuoso de tal proceso legislativo. ¡Ah!, pero los morenistas empezaron a querer quemarla con leña verde por tal acercamiento de mínima cortesía entre poderes.
Ahora circula, entre otras cosas, una ilustración con la imagen de la legisladora con el siguiente texto: “¡Hay Graciela! ¡Ya no nos cuides tanto! ¿Sabías que a cada uno le pagas más de 100,000 mensuales libres de polvo y paja, por sólo levantar la mano según les ordene Graciela Domínguez? Es más, ¿sabías que ni siquiera han sugerido cambios a la ley de la ASE? Sí, la misma contra la que acaban de “actuar”. Pues sí: todo fue actuación. No lo sabías, ¿verdad? Pues ahora ya lo sabes para que luego no te extrañe”.
Es entendible que los partidos que han perdido el control del Congreso intenten recuperarlo total o parcialmente. Lo indescifrable es por qué la bancada de Morena se ha comportado dispersa, confrontada y desde el anonimato o a través de terceros lanza la piedra y esconde la mano remarcando las “puñaladas” asestadas entre iguales. Es decir, más allá de que no voten en forma compacta los asuntos tratados en la Cámara, sí debieran ser solidarios en la identidad de la fuerza que los puso en las curules.
Todo indica que es “fuego amigo” la campaña que se ha desatado en las redes sociales contra la Diputada Graciela Domínguez Nava en la disputa por la Jucopo y en la víspera de la definición, en octubre, de quién ocupará la presidencia de la Mesa Directiva al cumplirse un año de que la preside el petista Marco César Almaral.
Sin duda, Domínguez Nava seguirá en el ojo de este huracán que con soplos de cobardía nace en las redes sociales con fines claramente perversos. Si sus detractores ni siquiera tienen el valor de dar la cara, tampoco se espere que cuenten con los arrestos para desplazarla de la Jucopo a través de razones jurídicas o con buena práctica legislativa. Insistimos: es hoy la mujer políticamente más poderosa de Sinaloa y ello desata la misoginia y las envidias.
¿Lograrán tumbarla? Tendría que ser un sismo de gran magnitud con epicentros en Palacio Nacional. Lo de las redes sociales es únicamente un temblorcillo que provocará intrigas, pero nunca derrumbes. Más lodos de los pantanos creados en la impunidad que permiten las plataformas digitales con el propósito de salpicar a diestra y siniestra.

Reverso
Tanto le temen a Graciela,
Que en cuanto mueve un ala,
Se acuerdan que ella vuela,
Y planean en cómo tumbarla.

Unidad contra intolerancia
Así como la Asociación de Periodistas y Comunicadores Siete de Junio y el Colectivo de Periodistas por la Paz y la Libertad de Expresión ya emitieron los respectivos pronunciamientos contra la escalada intolerante contra la prensa que realizan los alcaldes de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro; de Mazatlán, Luis Guillermo Benítez Torres, y de Ahome, Manuel Guillermo Chapman Moreno, la Asociación de Periodistas de Sinaloa presentará el 17 de agosto una queja formal ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos “para exigir el absoluto respeto a la libertad de expresión y al derecho a la información y se actúe contra todos los actores políticos y servidores públicos que encabezan un peligroso linchamiento social contra periodistas y medios de comunicación”.
alexsicairos@hotmail.com

También de este autor..

Oportunidades