Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

Mario Zamora hace alianzas rumbo a 2021 OBSERVATORIO

Alejandro Sicairos
16/09/2019 | 04:00 AM

Su turno para subirse al escaparate del PRI


Llevando en alto el estandarte de mejores apoyos del Gobierno federal a los sectores productivos de Sinaloa, el Senador Mario Zamora Gastélum arrancará a fin de mes la estrategia para ser candidato a Gobernador en 2021, postulación que, así lo espera, sea por el Partido Revolucionario Institucional. Ha sido tenaz en resaltar su propuesta política a pesar de que a uno de sus compañeros de Cámara, Rubén Rocha Moya, ya se le da por hecho como el sucesor de Quirino Ordaz Coppel.
Desde que se sentó en el escaño senatorial a finales de agosto de 2018, Mario Zamora se ha dedicado a tener alianzas con los partidos distintos al PRI. En la estrategia política personal con miras a 2021, el viernes se sumó a la propuesta que presentó Martí Batres Guadarrama para reformar los artículos 56 y 63 de la Constitución Política y reducir la representación plurinominal en la Cámara baja, bajando de 128 a 96 el número de integrantes, lo cual significaría un ahorro sexenal de mil 200 millones de pesos.
Los sinaloenses se preguntarán qué tiene que hacer un priista respaldando la propuesta del morenista Batres. La repuesta está en el armado de adhesiones que Mario Zamora realiza no solo con quien es uno de los políticos más influyentes en el Movimiento Regeneración Nacional sino con los coordinadores y legisladores de otros partidos.
Cuantas veces sube a tribuna el Senador sinaloense insiste en construir consensos a favor de México. Se resiste a la línea o mandatos que salen de Palacio Nacional y, en el tiempo actual que reincide en la sumisión del Legislativo al Ejecutivo, expone que la separación de poderes debe ser defendida como primera condición para el estado de derecho.
Pues resulta que el 28 de septiembre Mario Zamora rendirá en Culiacán su primer informe como Senador que es la plataforma irrepetible para subirse a la precampaña que ya traen muchos en Sinaloa con la intención de ser ungidos por el PRI para el relevo del Gobernador Quirino Ordaz, quien el 31 de octubre de 2021 habrá de dejar el cargo. El balance de un año lo hará junto a los diputados federales Érika Sánchez y Alfredo Villegas, en el teatro Lince de la Universidad de Occidente.
Así como Rubén Rocha lo hizo el viernes 5 de julio en el Teatro Pablo de Villavicencio, en una demostración de fuerza política a la que acudió la mayoría de los integrantes del Senado, entre éstos el priista Mario Zamora, y el Gobernador Quirino Ordaz, el mochiteco buscará ponerse en el escaparate tricolor de la sucesión en Sinaloa. Antes de que el PRI tenga tomada la decisión de a quién el PRI mandará contra el candidato de Morena, Mario Zamora ya no tendrá otro escaparate como el del 28 de septiembre.
Se agrega a la “caballada” del PRI en Sinaloa en la coyuntura en que le corresponderá a Quirino Ordaz Coppel llevar mano en la postulación, sin la presión de un Presidente de México de filiación priista. No la tiene fácil, pero la peor lucha es aquella que no se hace. Tampoco el Gobernador estará tan cómodo con tantos que se autoalimentan aspiraciones por relevarlo.
En esa estrategia futurista, Zamora Gastélum le ha entrado fuerte a la defensa de la agricultura, ganadería, turismo y pesca, que son las bases de la economía estatal. Considera de alto impacto para Sinaloa la reducción del 60 por ciento, equivalente a 18 mil millones de pesos, en el presupuesto que ejercerá la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural en 2020, si es que sale adelante el PEF que propone AMLO.
Tal vez sea el único Senador sinaloense que se echó a cuestas la tarea de reasignar recursos federales en el proyecto de presupuesto 2020 que el Presidente Andrés Manuel López Obrador envió al Congreso de la Unión. De hecho, es el primer representante popular local que brincó al ruedo senatorial en protesta por los fuertes recortes que el Ejecutivo nacional quiere asestarles a los sectores productivos primarios de Sinaloa.
Esa es la razón por la cual respaldó la iniciativa de Batres para quitarle 32 integrantes plurinominales al Senado con el objeto de que el recurso público ahorrado “tenga beneficios sociales, económicos y de representación que se verán reflejados en la ciudadanía”. Claro que no firmó a ciegas y sin leer las letras chiquitas. Sabe bien que las alianzas que se arman en el Senado reditúan más que los esfuerzos que se hagan en local, con el PRI de Sinaloa, para aparecer el 4 de julio de 2021 en la boleta de elección de Gobernador.

Reverso
Con Martí Batres, Mario Zamora,
Sabe que a buen árbol se arrima,
Pues la política es ahora,
Como la ramera de la esquina.

Barbacoa rochista
Como ya no son los tiempos donde el que se mueve no sale en la foto, cada vez que el Senador Rubén Rocha Moya pisa la tierra sinaloense se desatan en torno a él adhesiones y arribismos que son “normales” en el viejo ritual del PRI en torno al poder, pero ¿funcionan en el esquema morenista de definición de candidaturas?, él dice que no está obsesionado con la candidatura a Gobernador, pero sus fans dicen otra cosa. Ese proyecto político debieran cuidarlo más, no vaya siendo que al becerro lo hagan barbacoa antes de que nazca
alexsicairos@hotmail.com

También de este autor..

Oportunidades