Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

Buenas noticias para el periodismo. El voto de confianza para la Fiscalía Observatorio

Alejandro Sicairos
18/04/2019 | 04:02 AM
 
alexsicairos@hotmail.com
 
 
A reserva de conocer la versión pública de la investigación, todo indica que la Fiscalía General del Estado tiene resuelto el caso del periodista Omar Iván Camacho Mascareño, asesinado en Guamúchil el 24 de marzo en un hecho violento rodeado de circunstancias extrañas. Claro que aún no es el momento de echar a vuelo las campanas de procuración e impartición de justicia, pero sí de otorgarles el voto de confianza a las autoridades estatales.
 
Al presentar ayer ante el Centro de Justicia Penal de Angostura y lograr que se vinculara a proceso a dos detenidos, un hombre y una mujer, como presuntos responsables del crimen contra el cronista deportivo, surgió algo de luz en la expectativa periodística de que el Estado reconstruya las condiciones para el libre ejercicio de la libertad de expresión y derecho a la información.
 
El 25 de marzo, cuando periodistas nos reunimos con el Fiscal Juan José Ríos Estavillo para solicitarle el esclarecimiento del hecho, hubo un primer indicio de que la institución del Ministerio Público poseía algunos hilos de la indagatoria que la llevaran a resolver el homicidio. Al mantener para sí la investigación, sin que la Fiscalía Especial de Atención a Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión la atrajera, se percibió a una FGE confiada. 
 
Tres días después, al plantearle al Gobernador Quirino Ordaz Coppel el ambiente de turbación e indignación que se agravó con la muerte de Omar Iván Camacho, también comprometió la voluntad y mediación del Poder Ejecutivo para que no quedara impune el hecho violento. “La Fiscalía va a dar con los responsables y castigarlos”, confió.
 
Debido a la formalidad jurídica que evita afectar el debido proceso, la cual es entendible y acatable, la Fiscalía dio solo información escueta de los elementos con que consigna a la pareja con la presunción de asesinar a Camacho Mascareño, sin embargo, de acuerdo a fuentes de la agencia estatal de investigación los trabajos para sustentar las pesquisas y la presentación de los detenidos ante el juez le tomaron un mes pero van respaldados con evidencias suficientes.
 
El resultado presentado por la Fiscalía llega en el contexto en que el periodismo sinaloense explora en los instrumentos legales para la protección de esta actividad y la salvaguarda de las garantías constitucionales inherentes. Al buscar el mejor marco jurídico para las personas defensoras de derechos humanos y periodistas se es consciente de que por inmejorable que sea la norma a construir, será el castigo a los que agreden a ombudsman, reporteros y medios, la mejor manera de contener a la delincuencia de todo tipo que mantiene a la prensa en la mira.
 
De igual forma se da en medio de la atmósfera de escarceos tensos entre el Presidente Andrés Manuel López Obrador, periodistas y comunicadores, que da pie a la alerta por incitaciones intolerantes alentadas desde Palacio Nacional. A AMLO le beneficia que la investigación de la Fiscalía de Sinaloa sea sólida y convincente pues le restaría un caso a la lista de crímenes impunes contra periodistas, ocurridos en México del primero de diciembre de 2018 a la fecha. 
 
Por esa razón es buena noticia, así a secas, la de la detención de los probables asesinos de Omar Iván Camacho. Se trata de la actuación ministerial que merece el respaldo del periodismo aunque sea con el beneficio de la duda. Le corresponde a la Fiscalía y al Sistema de Justicia Penal resolver culpabilidades, por lo que junto al voto de fe ha de ir el deseo de que la resolución judicial se apegue a derecho y vaya a buen fin.
 
La única vía para que el periodismo trasponga el umbral del miedo en Sinaloa es la de la justicia. Si a cada agresor le toca la sanción que la ley determina entonces tendremos que reconocer que el Gobernador Quirino Ordaz y el Fiscal Ríos Estavillo hacen bien su trabajo. No se les escatimará tal reconocimiento como ahora tampoco se les regatea el correspondiente bono de confianza.
 
Reverso
Que se soporte esta albricia,
En ocho columnas de confianza,
Que igual sostengan la balanza,
Y que sea firme la justicia.
  
La cuarta involución 
De ser el Alcalde menos peor de todos los que accedieron a presidencias municipales cobijados por la siglas del Movimiento Regeneración Nacional, Luis Guillermo Benítez Torres desplazó en cuestión de horas al Edil de Ahome, Manuel Guillermo Chapman, al resultar ofensivo el desastre administrativo que delataron el ex director de Planeación de Desarrollo Sustentable del Ayuntamiento de Mazatlán, Víctor Saenz Sánchez, y la Síndico Procuradora, Elsa Bojórquez Mascareño. Malos manejos, permisos de construcción irregulares y nepotismo desbordado ponen a “El Químico” ganando la carrera hacia el juicio político, porque en vez de la cuarta transformación de López Obrador está provocando la cuarta regresión mazatleca.
También de este autor..

Oportunidades