Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

Al profe en Sinaloa: estafas, con cariño. Dirigentes ricos y maestros arruinados Observatorio

Alejandro Sicairos
17/05/2019 | 04:04 AM

alexsicairos@hotmail.com

 

El ritual para celebrar el Día del Maestro, el de felicitaciones, abrazos y declarar a los mentores como forjadores de la nueva patria, encubre las trampas que el sindicalismo magisterial y los intereses de sus líderes atendidos a cuerpo de rey por el gobierno le tienden a una masa inteligente que paradójicamente permite que la timen. Con fideicomisos, bienes inmuebles y privilegios que les dicen a los mentores son suyos, las mafias del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación instalan celadas para sus representados y paraísos para ellos. 

En la sociedad sinaloense sí hay un reconocimiento y respeto a los maestros no obstante que los órganos y personas que dirigen a este sector han sido ininterrumpidamente lucrativos con las necesidades gremiales. Para sustentar la teoría de bases pobres y cabecillas ofensivamente ricos basta ver cómo y de dónde han salido las fortunas de Daniel Amador Gaxiola en Sinaloa y de Elba Esther Gordillo a nivel nacional. 

Los maestros que trabajan a pesar del abandono en que los tiene un sindicato que expele riqueza, los que se la juegan en el aula, siempre son los perdedores frente a las componendas mafiosas de quienes los ven como carnada y no como seres merecedores de un mejor nivel de vida. La llamada nueva reforma educativa, por ejemplo, deja intacto el botín reservado para el placer de los “liderazgos” y permite que el magisterio persista en los diferentes modos de indigencia. 

El maestro está comprometido con la educación tanto como las cúpulas dirigentes del SNTE están comprometidas con la corrupción. No vayamos muy lejos: en Sinaloa se le dice al sector docente que es dueño de la Unidad de Servicios Estatales y el Centro de Convenciones de Mazatlán y de lo que son propietarios en realidad es del humo que sus dirigentes les meten en la cabeza. 

Recientemente, el Secretario de Administración y Finanzas del Gobierno del Estado, Carlos Ortega Carricarte, aceptó que es muy complejo determinar, por la enredada situación jurídica, que el edificio y terreno en que funciona la Unidad de Servicios Estatales sea de los maestros. La transa, ofrecida a los maestros como espejito mágico engañabobos, se fraguó en la opacidad desde que Juan Millán la ideó 2004 y Mario López Valdez la consumó durante el sexenio anterior. 

Lo mismo ocurre con el Centro de Convenciones de Mazatlán que fue construido en 2009 con recursos que los maestros aportan al Fideicomiso Global del SNTE 27, ofreciéndolo al magisterio como el negocio del siglo. Diez años después, según documenta el periodista y académico Alejandro Luna Ibarra, la instalación se pretende vender en ganga, a mil millones de pesos, casi la mitad de mil 760 millones de pesos que costó construirla y sin considerar el valor actual de las 10 hectáreas que el Gobierno Municipal aportó.  

Otra área oscura es el Sistema de Ahorro y Préstamo del SNTE 27 y 53 que, expone Luna Ibarra, se creó en 1999 para administrar la devolución a los maestros de una parte del Impuesto Sobre la Renta, reembolso acordado por la Secretaría de Hacienda y el sindicato de docentes. A diciembre de 2014 el SIAP habría captado alrededor de 2 mil millones de pesos, que han sido manoteados en forma indiscriminada a tal grado que siendo Gobernador Mario López Valdez usó ese dinero para pagar a los proveedores. 

Entonces la liturgia hipócrita del 15 de Mayo no tiene razón de ser si el sindicato de maestros prosigue con la engañifa de un magisterio que acopia tantos bienes y fortuna, sin tener nunca acceso a dicha abundancia. La transparencia no se les da en las dos secciones locales del SNTE y persiste la costumbre de hacerlo todo en el sótano sombrío en que operan las mafias. 

Las organizaciones de representación de los maestros siempre van más allá de los intereses legítimos de sus agremiados. Los liderazgos del SNTE violentan la enseñanza cívica de honestidad y rectitud que los profesores imparten en el aula y actúan, por desgracia, a la inversa de los valores que sus agremiados propagan. En una especie de cleptomanía legitimada por la tradición tramposa de dirigentes sindicales que atienden su propia ambición y se separan años luz de los anhelos de sus bases. 

Y el 15 de mayo de 2019 no fue distinto. Les endulzaron el oído a los maestros con elogios, los deslumbraron con regalos comprados con dinero que aportan a fondos y fideicomisos, y una vez guardadas las viandas y las formas la opacidad se posó sobre la supuesta riqueza inmensa que el magisterio sinaloense posee pero que nunca disfruta.

 

Reverso

Se pierde todo el sentido,

La celebración se vuelve vana,

Pues le dan al profe la manzana,

Cuando todos la han mordido.

 

Periodismo estrangulado

Todavía se escuchaba ayer en el corazón de Sinaloa el grito de justicia a dos años del asesinato de Javier Valdez cuando se agregó otra víctima, la octava en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, con la muerte violenta del periodista Francisco Romero, en Playa del Carmen, Quintana Roo. ¿Qué decir aparte de lo ya que se ha dicho? Nada. El silencio lo dirá todo.

También de este autor..

Oportunidades