Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

La educación, a la CNTE con cariño Observatorio

Alejandro Sicairos
23/09/2019 | 04:02 AM

UAS, sin agenda de transformación

 


Casi al mismo tiempo que la Cámara de Diputados le daba en la Ciudad de México un traje a la medida a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación en materia de enseñanza pública, en Culiacán la Diputada local del Movimiento Regeneración Nacional, Adriana Zárate Valenzuela, insistía en la denuncia de que la Universidad Autónoma de Sinaloa le resuelve las finanzas al Partido Sinaloense.
Las dos aristas tienen que ver con la educación en un País que visto el tema desde el cristal gubernamental resulta idílico y aplaudible, pero ante el ojo ciudadano es más de lo mismo. La lucha por combatir la apropiación política del modelo educativo es fingida; solo se busca que sean otros los que secuestren aquello que ha sido rehén histórico de mafias de poder.
La noche del 19 de septiembre, fecha de tragedias nacionales, retumbó en el palacio legislativo de San Lázaro, en la Ciudad de México, el “¡ya cayó, ya cayó, la reforma ya cayó!” con el cual la mayoría del Morena y sus aliados los partido Del Trabajo y Encuentro Social festejaron la aprobación de las leyes secundarias de la “nueva” reforma educativa, en un madruguete que afuera, en el plantón de la CNTE frente a la Cámara de Diputados, redondeaba el júbilo por el botín que les cae como lluvia en el desierto.
Mientras tanto, al rendir el informe de la bancada de Morena, correspondiente al primer período ordinario de sesiones de la 63 Legislatura de Sinaloa, la Diputada Zárate ofrecía emocionada, el viernes 20, “una UAS sin PAS, sin partidos políticos, que vaya hacia la cima, que vuelva a ser del pueblo, no un ente que resuelve las finanzas de un partido”.
La grandilocuencia de Morena en las Cámaras federal y estatal no debe dejarse así, sin pasar por el cedazo de la realidad. El gobierno de López Obrador les obsequia a las organizaciones gremiales de maestros, a la CNTE específicamente, la injerencia directa en el modelo educativo nacional, pasando a manos de sus correligionarios el control de aquella mafia que el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación construyó en décadas, con la complicidad del PRI.
En el caso de la UAS, institución sobre la cual está el apremio de autorrevisarse y corregirse también abandonando la entelequia de que todo en ella está bien, hay de momento una crisis financiera que afecta a la mayoría de las instituciones públicas de educación superior, trance a resolver antes de que el complejo esquema federal de restricción presupuestal acabe con ella. Lo otro, referente a enmendar los vicios y fortalecerle las virtudes, sucederá tarde o temprano por la acción de los universitarios.
La “nueva” reforma educativa regalada a la CNTE y la mira del Congreso del Estado puesta sobre la UAS marcan el momento exacto para conversar en el País sobre la educación que el nuevo régimen ofrece a los mexicanos. Meterse a lo profundo del tema sin los soliloquios que solapan intereses tan ilegítimos unos como otros.
El problema es que a pesar de la aprobación morenista y la apatía social en torno a las leyes complementarias de la “nueva” reforma educativa, las consecuencias llegarán para millones de niños que están o irán a las aulas, y cuando los efectos negativos se presenten ya será tarde para lamentarse.
La CNTE ha puesto de rodillas al Estado y aparte Morena quiere aparentar tal regreso al pasado como la panacea del acceso democrático al saber. Como en las mejores épocas donde el SNTE mantuvo la sumisión forzada de los maestros a sus filas y a las del PRI, ahora la Coordinadora manipulará la educación y a los educadores, sin variación en las formas y en el fondo del secuestro educativo, solo con plagiarios diferentes.
¿Y la UAS? Es como la serpiente que se muerde a sí misma al no ser capaz de realizar la tarea intramuros para la auténtica transformación y le abre en cambio con tal inmovilidad las puertas a la 4T para que la ciña a los lineamientos morenistas del “nuevo” sistema educativo nacional. Todo indica que sí lo hará, pero esperará a que las aguas de la sospecha estén por cerrarle todas las vías de respiración.
Poco a poco, las políticas de enseñanza-aprendizaje se tornan las mandrágoras del desaliento educativo. Esta que es la raíz de cualquier futuro para cualquier pueblo, adquiere la forma horrible de la desesperanza, moldeada por los magos premodernos que nos la recetan como el elixir milagroso que convertirá a los niños y jóvenes de hoy en los prodigiosos hombres del mañana. Es cuestión de cada quien, o de todos, si nos bebemos enajenados ese brebaje o lo escupimos antes de volver a ser seres sin voluntad a expensas de idénticos apetitos políticos.

Reverso
Por cuestión de higiene escolar,
Debemos ser más aseados,
Y en la escuela nunca usar,
Esos retretes reciclados.

23 de Septiembre
Martha Camacho Loaiza, la sinaloense que en los años 70 sufrió la bestial represión durante la Guerra Sucia, recibirá hoy la disculpa pública del Estado mexicano por los abusos cometidos contra ella y por al asesinato de su esposo, José Manuel Alapizco Lizárraga, ocurridos en 1977 dentro de las instalaciones de la Novena Zona Militar, en Culiacán. En el otro capítulo de la misma historia, Pedro Agustín Salmerón Sanginés, hoy ex director general del Instituto Nacional de Estudios Históricos del gobierno de López Obrador, es llevado a paredón de la 4T por llamar “jóvenes valientes” a los integrantes de la Liga Comunista 23 de Septiembre que al tratar de secuestrar al empresario regiomontano Eugenio Garza Sada, acabaron asesinándolo junto a dos de sus escoltar, en 1973.
alexsicairos@hotmail.com

También de este autor..

Oportunidades