Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

Alimentos prohibidos cuando estás resfriado Opinión

Dr. Giordano Pérez Gaxiola
24/01/2018 | 01:00 AM

“Si tienes gripa no tomes leche porque produce mocos”

“Si tienes gripa no comas plátano porque produce flemas”

Y los mismos mensajes suenan hacia los niños, “Si tu hijo tiene gripa no debe comer…”

En una encuesta hecha en una clínica de neumología pediátrica en Nueva York se encontró que casi el 60 por ciento de los papás creían que la leche causa flemas (1). Es una creencia que ha persistido durante mucho, mucho tiempo. ¿Pero qué tan cierto es?

Medir qué tantos mocos se producen no es tan fácil desde el punto de vista práctico. Pero si queremos demostrar si la leche los aumenta, hay que hacerlo. En 1990, un grupo de investigadores australianos infectó con rhinovirus (uno de los virus que causan resfriados) a 60 voluntarios, les dieron leche a beber, y luego les preguntaron cómo se sintieron y hasta pesaron sus “kleenex” mocosos (2). Como era de esperarse, las personas que ya creían que la leche producía flemas mencionaron que sus síntomas empeoraron. Las que no lo creían, contestaron que no se sentían peor. Pero lo interesante del asunto es que la cantidad de secreciones fue la misma en todos. La mente es poderosa. La simple creencia hace que te sugestiones y te sientas mal. 

Otros estudios han comparado leche de vaca con leche de soya, y los resultados son los mismos (3). Misma cantidad de flemas. La realidad es que nunca se ha demostrado objetivamente que esta creencia tenga fundamento científico. Y lo mismo pasa con el plátano, con las papas, y las grasas. No hay evidencia de que aumenten los síntomas respiratorios. 

Cuando estás resfriado se te baja el apetito. Igual les pasa a los niños. Entonces, si afortunadamente tienen hambre y se les antoja algún alimento, adelante. Las gripas no se quitan con inyecciones ni antibióticos. El cuerpo se tiene que deshacer del virus que la está produciendo y hay que echarle la mano tratando de comer sano y bebiendo abundantes líquidos. 

 

1. Lee C, Dozor AJ. Do You Believe Milk Makes Mucus?. Arch Pediatr Adolesc Med. 2004;158(6):601–603. 

2. Pinnock CB, et al. Relationship between milk intake and mucus production in adult volunteers challenged with rhinovirus-2. Am Rev Respir Dis. 1990 Feb;141(2):352-6.

3. Wüthrich B, et al. Milk consumption does not lead to mucus production or occurrence of asthma. J Am Coll Nutr. 2005 Dec;24(6 Suppl):547S-55S.

 

También de este autor..

Oportunidades