Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

Las madres de los delincuentes Opinión

Jesús Rojas Rivera
10/05/2019 | 04:07 AM

jesusrojasriver@gmail.com

 

A propósito del 10 de mayo: “De cada 100 reos, 75 son hijos de madres solteras”, afirmó el titular del Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública en Sinaloa, Renato Ocampo Álcantar, un funcionario de bajísimo perfil que cobró notoriedad en el escándalo de la semana.

 

No sabemos si el dato sea cierto porque no conocemos la fuente, lo mismo es una ocurrencia del funcionario para aderezar su discurso, o bien todo lo contrario, que el secretariado que coordina tenga datos tan precisos sobre la población penitenciaria de Sinaloa, al punto de dejarnos a todos sorprendidos.

 

Según el argumento del representante del Gobernador en las estrategias de seguridad, la delincuencia en Sinaloa esta fincada mayoritariamente en la falta de figura paterna, porque según su dicho sostenido en “contundentes estadísticas”, si tienes un hijo y no tienes el apoyo de un padre, el infante tendrá mayores posibilidades de convertirse en un delincuente.

 

El problema de Renato y de otros funcionarios del mismo tamaño intelectual es que no entienden los nuevos roles de nuestra sociedad, las formas en las que se está decidiendo o dando la maternidad en México y Sinaloa. Opinan desde la construcción de sus ideas, de esas cosas que aprendieron o escucharon por ahí, donde otros aseguraron que más vale tener padre y madre para que se puedan lograr los “buenos ciudadanos”.

 

Renato, a la luz de sus declaraciones lee muy poco sobre la maternidad en México, yo creo que no sabe que el 33 por ciento de las madres en el País no tienen una pareja y llevan los procesos de crianza y manutención solas. Que en su mayoría superan las dificultades y pueden sacar adelante a los hijos sin ayuda de nadie.

 

Uno de los más severos problemas en México es la inequidad, esa que las madres solteras se enfrentan todos los días. Esta inequidad hace que el grupo de mujeres sin pareja sea considerado especialmente vulnerable por las desventajas que tienen para su desarrollo. Y aquí es donde al secretario y sus asesores les faltó la sensibilidad de algunos datos.

Setenta y tres de cada 100 madres solteras no asisten a la escuela, el 53 por ciento de ellas tienen como grado máximo de estudios la secundaria, el 41 por ciento trabaja mayoritariamente en el sector informal y solo el 21 por ciento tiene nivel de educación superior. Las madres solteras son de las peor pagadas en México y las que tienen menores posibilidades de ascenso laboral.

 

¿Por qué exponerlo culpando a la madre? ¿Por qué el funcionario no habló de los desobligados? ¿De los que no cumplen la paternidad responsable? ¿Por qué siempre se tiene que tratar de ellas y no de nosotros?

 

Renato está ahí, ciclado en el discurso machista que culpa de todo mal a las mujeres, repitiendo frente a la juventud una cantaleta aberrante.

 

El funcionario no habla de los feminicidios en Sinaloa que reportaron aumento al inicio de año, tampoco habla de las condiciones de la población femenil en los centros de readaptación social de la entidad, tampoco de la violencia familiar que aumenta significativamente en Sinaloa.

 

Ocampo se olvidó de los datos importantes, él está en otra cosa, llevando balones a las canchas de Mazatlán, dando sermones trasnochados a los alumnos del puerto y tratando de aparecer lo más que pueda en los reflectores mazatlecos. El asunto con Renato Ocampo es que, en su temprana aspiración por la Alcaldía del puerto perdió el fondo y descuida la forma. Si estas posturas son la línea discursiva y el camino en la construcción de su candidatura, no creo que lo logre. Luego le seguimos…

También de este autor..

Oportunidades