Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

AMLO e Interjet Opinión

Carlos Elizondo Mayer-Serra
05/09/2019 | 04:04 AM

@carloselizondom 

 

Terminada esa mañanera -fuera de horario- llamada “Primer Informe de Gobierno”, AMLO debe enfrentar la realidad. La ventaja de los sermones de la misa dominical es que para los curas sólo importa el reino de los cielos, no se tienen que enfrentar el lunes con el mundo terrenal.
Uno de los supuestos logros de la 4T presumidos en el Informe es la separación entre el poder económico y el poder político. Sería un cambio muy importante. No se trata de romper con los empresarios. Al contrario, construir una relación provechosa para el País que no sea para enriquecer a quienes están cerca del poder sería una verdadera transformación.

Muy pronto el Gobierno deberá decidir en la práctica cómo se quiere relacionar con el poder económico. La aerolínea Interjet, según Bloomberg “está en ‘bancarrota técnica’ y en riesgo de colapso” (https://bloom.bg/2keC7ZU). En un comunicado (http://bit.ly/2k0X2zu), Interjet aclaró que es falso “que esté en quiebra técnica”, y que Bloomberg “realizó una interpretación errónea sobre la demanda de amparo interpuesta por Interjet en el litigio con el SAT”. Lo que parece no estar a debate es que debe 549.2 millones de pesos de IVA pagados por sus clientes entre 2013 y 2017.
Miguel Alemán Magnani, presidente y propietario de Interjet, fue uno de los primeros empresarios que apoyó abiertamente la opción de Santa Lucía. El 15 de noviembre pasado declaró: “Sí creo que es viable, a mí no me espanta; nosotros sabemos que las cosas las están haciendo con datos”. Alemán es parte del Consejo Asesor Empresarial de AMLO.

AMLO ha sido muy crítico con el gobierno de Calderón por haber dejado quebrar a Mexicana de Aviación. ¿Qué hará su gobierno si Interjet tuviera problemas de liquidez que lo llevaran a suspender sus vuelos?

Hasta ahora, el Gobierno ha mostrado una postura ambigua. En junio pasado, Bancomext -según nota periodística- prestó a Interjet 150 millones de dólares para permitirle “expandirse a pesar de su creciente endeudamiento y reducción de capital contable” (http://bit.ly/2lyZPA2). En privado, me han dicho que el préstamo finalmente no se dio. No he visto ninguna noticia al respecto.

Por otro lado, el Gobierno está buscando intervenir la caja de Interjet para cobrar el IVA que no ha enterado. Ante esto, Interjet ofreció en garantía al SAT un inmueble ubicado en La Paz, BCS, que según la empresa vale 999.2 millones de pesos (http://bit.ly/2kpiVbO). El SAT rechazó esta oferta. No enterar el IVA pagado por los consumidores es un delito fiscal serio y AMLO ha prometido no condonar impuestos.

Si los problemas son como dice la nota citada de Bloomberg, las opciones del Gobierno son limitadas. Todas implican costos.

Puede inyectarle dinero a través de un préstamo o con recursos presupuestales para tratar de salvar a la aerolínea y a sus accionistas. O presionar a algún empresario a que le inyecte dinero. En ambos casos el Gobierno estaría ayudando a un amigo del Presidente. Sería confesar que la separación entre el poder político y el económico es un mero slogan.

Puede dejar que el mercado siga su curso, lo que parece implicar un riesgo de quiebra según la información de Bloomberg. En ese caso sería la Mexicana de su sexenio. Tendría una ventaja: mostraría que va en serio lo de la separación del poder económico y político.

O puede intervenirla con recursos públicos, sin rescatar al dueño. Así el Estado mexicano se haría de una empresa de aviación. Esta película ya la hemos visto. Conduce a gastos presupuestales en aumento y a problemas operativos crecientes de la aerolínea, por estar sujeta a todas las restricciones y los problemas de ser un ente público. Mandaría la señal de que la salud fiscal se va a ir erosionando.

En este caso, AMLO terminaría en un absurdo: embodegar y prometer vender el avión presidencial para terminar adquiriendo una aerolínea. Por lo menos ya sabríamos quién volaría desde el aeropuerto de Santa Lucía, si es que lo logran terminar.


El autor es profesor de la Escuela de Gobierno del Tecnológico de Monterrey

También de este autor..
22-08-2019

Oportunidades