Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

120 mil desaparecidos en México Opinión

Rubén Martín
05/09/2019 | 04:06 AM

Karla Quintana, titular de la Comisión Nacional de Búsqueda, dio una declaración relevante que pasó desapercibida para la mayoría de los medios, en una entrevista al diario La Razón el pasado domingo 25 de agosto. La titular de la comisión de búsqueda informó que se está actualizando el registro nacional de personas desaparecidas, luego de un año de rezago. Con cifras del año pasado, el registro nacional reportaba 40 mil denuncias de personas ausentes.

Con la actualización puesta en marcha, declaró Karla Quintana, la cifra se podría triplicar. ¡Para fin de año podríamos tener una cifra oficial de cerca de 120 mil personas desaparecidas en México! Es una cifra de vértigo que debería producir un enorme impacto político.

En la entrevista para el diario La Razón, Karla Quintana explicó que en el registro anterior sólo se reportaban personas por desaparición forzada y por particulares, pero no víctimas de trata y de secuestro. “Ahora que solicitamos la información, el número claramente ascendería. Es decir, tenemos poco más de un año de no actualizar esta cifra que sólo es de denuncias que hay ante (agentes del) Ministerio Público”.

Como ejemplo de lo que podría ocurrir con las cifras de desparecidos en México, Quintana citó el caso de Jalisco. El Registro Nacional de Personas Extraviadas y Desaparecidas reconocía poco más de 3 mil 300 personas desaparecidas hasta abril de 2018. No obstante, tras una actualización llevada a cabo en el nuevo Gobierno de Enrique Alfaro Ramírez se informó que hasta el mes de marzo de este años se contabilizaban más de 7 mil 500 personas desaparecidas.

Lamentablemente el fenómeno de las desapariciones en Jalisco sigue imparable. El Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo informó que cada día se reportan 14 desaparecidos, lo que disparó el número en la entidad a más de 8 mil 800 personas ausentes hasta esta fecha. Datos semejantes se reportaron en Sinaloa. La Fiscalía General de aquella entidad reportó 4 mil 265 personas desaparecidas de 2007 al 19 de julio de 2019.

De confirmarse las previsiones de la titular de la Comisión Nacional de Búsqueda, a fines de año oficialmente se reconocerá el triple de personas desaparecidas que se registraron hacia el final del Gobierno del priista Enrique Peña Nieto.

Las cifras van a sorprender a la mayoría de la sociedad, pero no a las madres que animan a los colectivos de familiares que buscan a sus desaparecidos. En mayo pasado, Yolanda Morán del Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México, justo estimaba unos 120 mil desaparecidos. Su cálculo se basa en el conocimiento de las familias que se acercan al MNDM y que reportan haber o no presentado una denuncia.

Las cifras que está por arrojar la actualización del registro nacional de personas desaparecidas de México son mayúsculas que puestas en perspectiva comparativa superan con muchas los casos de desaparecidos que dejaron las dictaduras militares más represivas en América Latina durante las décadas de 1970 y 1980.

El golpe militar de 1973 de Augusto Pinochet en Chile dejó más de 3 mil desaparecidos; la dictadura en Argentina dejó una estela de más de 30 mil personas secuestradas por las fuerzas represivas. En tanto, los gobiernos militares en Guatemala desaparecieron a más de 30 mil personas y se estima que el genocidio en contra de comunidades indígenas y campesinas, con el pretexto de la lucha contra guerrillera, dejó más de 100 mil muertos.

Son cifras de episodios terribles de la violenta represión que desataron gobiernos militares durante la imposición de regímenes dictatoriales en esos países latinoamericanos. Las espeluznantes cifras de desaparecidos (y asesinados de modo violento) en México superaran ya, lamentablemente, los saldos de represión y criminalización que dejaron las dictaduras latinoamericanas. Y todo ha ocurrido bajo un supuesto régimen de democracia en México.

Hay un estado crítico de las desapariciones en todo el País. Estos datos muestran contundentemente que las palabras de las autoridades no bastan para detener una de las caras más atroces de la guerra que tenemos en México. En la sociedad se deben tejer alianzas de solidaridad con las familias que luchan en primera línea para buscar a sus desaparecidos. Urge detener esta barbarie.

También de este autor..

Oportunidades