Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

Alcaldes, a rendir cuentas al Congreso. Es larga la fila; son muchos los abusos Observatorio

Alejandro Sicairos
13/06/2019 | 04:08 AM

alexsicairos@hotmail.com




Por la puerta que abrió el Congreso para que ayer compareciera el Alcalde de Rosario, Manuel Antonio Pineda Domínguez, caben todos los presidentes municipales que en Sinaloa ejercen los cargos al estilo de la “Ley de Herodes”, con la regla terrible de “o me obedeces o te jodes”. 

 
La 63 Legislatura posee atribuciones para un último edicto que ajuste a la ley a estos gobernantes que son la decepción de ciudadanos todavía esperanzados en que se concrete la Cuarta Transformación.

Son alcaldes que, como Las Mulas de Moreno, se la pasan dándole agua al machete y afilando al caballo. Hacen todo al revés, se traen unos aires de dictadorcitos y a nadie quieren rendirle cuentas, a no ser que el Congreso los cite a explicar por qué se empecinan en traicionar la ilusión por el cambio a la cual la población le apostó el voto el 1 de julio de 2018.

Así como lo hizo con el panista Pineda Domínguez, la Cámara local debe sentar en el banquillo de los interrogados a ediles del Partido Revolucionario Institucional o de la mezcla de siglas arropadas por el Movimiento Regeneración Nacional, obstinados en ser caciques pueblerinos antes que honrar la importante investidura que se les confirió. 

Por el tamaño y cantidad de los dislates y autoritarismos, antes que el Alcalde Pineda debieron ser llamados a comparecer Luis Guillermo Benítez Torres, quien cree que Mazatlán entero le debe pedir disculpas por no apreciar la estatura del líder que se cree confeccionado por Dios; Jesús Estrada Ferreiro, el político buscapleitos que a diario da ejemplos de desmesura en Culiacán, y Manuel Guillermo Chapman Moreno, que con todo y que se ha moderado es el que tiene más denuncias formales por abuso de poder en Ahome.

En la fila estarían también las priistas Nubia Ramos, que se fue de vacaciones a Europa buscando estrategias para quitarle a El Fuerte la clasificación de “pueblo bicicletero”, y Griselda Quintana García que en Cosalá escenifica nuevos capítulos de “La dueña” al hacer del Gobierno Municipal una hacienda donde ella es la capataza y los ciudadanos los peones.

Es que sean del signo político que sean, la cola ya debe formarse frente a Comisiones Unidas del órgano parlamentario en previsión de que la inexperiencia e ineptitud al gobernar los 18 municipios se salga de control y en lugar de la narrativa chusca de reyecillos que quieren bufones, no pueblo, pasemos a consecuencias mayores, como ingobernabilidad y fanatismos, con las correspondientes víctimas a lamentar.

Encauzar la 4T por la ruta en que creyeron ponerla los electores es obligación del grupo parlamentario de Morena que tiene el control de la 63 Legislatura estatal. En lo que haga o deje de hacer esta bancada se sintetizará el epitafio del amloísmo en Sinaloa. Hacerse de la vista gorda frente a alcaldes que nadie entiende a qué juegan, cómo conciben el servicio público ni dónde perdieron la brújula del cambio, los hace responsables de antemano del colapso morenista; reencarrilar a los ediles hacia la inteligencia y la cordura, los convertirá en salvadores locales del proyecto de López Obrador.

Por algo se empieza. Es bueno que el Alcalde de Rosario haya inaugurado la pasarela de la vergüenza al atender el citatorio del Congreso para que explique la creación de 30 nuevas plazas laborales en el Ayuntamiento de Rosario, a pesar de que la Comuna enfrenta serias dificultades financieras, con un pasivo sin fuente de pago por 25 millones de pesos, sin embargo, sería loable que detrás de él vinieran los demás.

Pronto se conocerán las cuentas públicas del primer semestre del primer año de funciones de los alcaldes. Apuéstese con certeza a que traen un desorden y que en los malos balances vendrán los rasgos de nepotismo, desviación de recursos presupuestados, mala implementación de los programas de austeridad y tratos oscuros con cuates y parientes. No obstante, ahora lo que está a la vista es el desbarajuste con posibilidad de evolucionar a gobiernos fallidos.

Si los alcaldes actuales quisieran, aprendieran de la fábula del helecho y el bambú. Podría ser, siendo condescendientes con ellos, que estos siete meses y medio se la hayan pasado echando las raíces fuertes que los sostengan para crecer como buenos servidores públicos en lo que les resta del trienio. Por el bien de Sinaloa, creamos que así es.

Reverso
¿Quién fue esa costurera,
Que moldeó con exactitud,
Y con la misma tijera,
A alcaldes con ineptitud?


Deuda ancestral
El PRI como oposición en el Congreso del Estado ¿se ha vuelto más sensible a los olvidos en que están los grupos más vulnerables? Ayer, en El Fuerte, el coordinador del grupo parlamentario tricolor, Sergio Jacobo Gutiérrez, ofreció hacer realidad la asignación obligatoria de regidores indígenas en los cabildos de Sinaloa. En reunión con gobernadores de las etnias Charay, Tehueco, Capomos, Sibirijoa, Jahuara y Teroquedio dio a conocer la propuesta de reformas a la Constitución Política de Sinaloa, Ley de Derechos de los Pueblos y Comunidades Indígenas y Ley de Gobierno Municipal. ¿Va en serio o es pose política? Qué bien estuvieran nuestros pueblos tradicionales si todos le empezamos a abonar a la enorme deuda que tenemos con ellos.
También de este autor..

Oportunidades