Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

#AprendamosJuntos Kratos

Juan Alfonso Mejía López
16/06/2019 | 04:03 AM

juanalfonsomejia@hotmail.com
Twitter: @juanmejia_mzt



Este 11 y 12 de junio se llevó a cabo el Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes (Planea), suspendido en múltiples ocasiones por la administración federal anterior.
La generación que presentó la evaluación inició sus estudios de educación básica en el ciclo escolar 2003-2004, participando en este ejercicio en tres ocasiones: primero en 2013, cuando cursaba 3ro de primaria; después en 2016, cuando estudiaban 6to de primaria; finalmente lo hicieron en 2019, en el último año de la secundaria.
La pregunta que subyace es, ¿y de qué o para qué sirvió? De acuerdo con la última evaluación en 2017, 6 de cada 10 jóvenes sinaloenses cuenta con el nivel más bajo de logro de aprendizaje (I).
Bien utilizada, Planea es mucho más que un simple examen propio de la administración del servicio educativo en turno; es un instrumento que sirve de guía para la mejora continua en la toma de decisiones del sistema, tanto como a los directivos y docentes en las escuelas, a los funcionarios que administran los niveles y, claro está, a las madres y padres de familia para reforzar el aprendizaje en las y los alumnos.
Tomar a la ligera un ejercicio de este tipo impide contar con una política de evaluación educativa de y para las personas. Recordemos que, 1 de cada 3 jóvenes que abandonan su trayectoria escolar lo hace por razones académicas (no entiende la clase, no comprende al maestro, baja confianza en sí mismo).
Las implicaciones de esta “decisión” no sólo pudieron haber sido evitadas, sino que tiene efectos inmediatos al interior de nuestra la sociedad. Al no concluir ni siquiera con 12 años de estudio, hasta la preparatoria, disminuye en 40 por ciento la probabilidad de obtener un empleo formal; cuando se integren a la vida económica, percibirán 15 por ciento menos que alguien que sí lo hizo.
Si la educación es un asunto de oportunidades, entonces la escuela reproduce desigualdades cada vez que un joven está en la escuela, pero no aprende; es una exclusión silenciosa la que está en marcha.
Consciente de esta realidad, el Gobernador Quirino Ordaz Coppel impulsó #AprendamosJuntos, una estrategia orientada para reforzar los aprendizajes en español y matemáticas. Está enfocada en los jóvenes de 3ro. de secundaria con el nivel de logro académico más bajo, una forma de decirles: “estoy contigo, me importas”. De hecho, el Gobernador Ordaz Coppel se los dijo mediante una carta que les hizo llegar el lunes 10 de junio.
#AprendamosJuntos toma en cuenta los resultados de PLANEA 2017, pero no se agota en ella. La Secretaría de Educación Pública y Cultura (SEPyC) alineó los esfuerzos de 300 directores, 955 docentes, 60 supervisores, 70 Asesores Técnicos Pedagógicos (ATP) con un objetivo en común: acompañar a 32,500 estudiantes en 3ro. de secundaria que estudian en escuelas ubicadas en zonas de marginación baja y alta, algo así como el 60 por ciento de la totalidad de la matricula en este grado escolar.
Romper inercias ha sido una de las características que mejor describen a la presente administración, hacer las cosas diferentes para obtener resultados diferentes.
En esta estrategia inédita, se trabajó durante los últimos ocho meses en la formación de docentes, en la generación de prácticas distintas para el aprendizaje, con un método que parte de la corresponsabilidad de los agentes de cambio, siempre acompañado de la medición oportuna para enriquecer la experiencia; de hecho, existen dos mediciones debidamente fundamentadas, realizadas en el mes de enero y mayo del presente año.
La educación es un asunto de oportunidades. Las grietas que aparecen en un inicio, desde la primera infancia (0-6 años de edad), corren el riesgo de volverse abismos a lo largo de la trayectoria escolar (preparatoria) de nuestros jóvenes.
Con #AprendamosJuntos el Gobernador Quirino Ordaz esta dándoles respuesta a todos aquellos que ven en la escuela su mejor opción para una vida más plena; lo mismo que a sus familias, quienes no descansarán, no descansaremos, en decir: origen jamás deber ser destino.
#AprendamosJuntos es #PuroSinaloa.
Que así sea.

PD. Ser padre me llevó a replantearme el significado del “éxito”. Gracias a Natalia y Nicole, comprendí que lo importante no es un puesto ni el dinero que ganes; lo verdaderamente importante es que cuando me vean, les brillen los ojos. A todos los papás de Sinaloa, les deseo por lo menos esta dicha tan singular el día de hoy, sin olvidar que nunca habríamos podido hacerlo solos; la felicidad del padre siempre será gracias a una madre. JTMTF, BB.

También de este autor..
19-05-2019

Oportunidades