Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

Baile y baile Malecón de Mazatlán

El Centinela
14/03/2019 | 04:03 AM

Pues todo parece indicar el Alcalde Luis Guillermo “El Químico” Benítez sí dará su brazo a bailar... ah no, perdón, su brazo a torcer en el asunto del ya ahora sí famoso baile de Pancho Barraza en el estadio Teodoro Mariscal.

Aún la mañana de ayer se aseguró que el asunto aún estaba en veremos.

Y aunque Pancho Barraza se apersonó en el Palacio Municipal para reunirse con el Alcalde, y hasta fans del cantante fueron a protestar para exigir su baile, supuestamente la Oficialía Mayor no ha expedido aún permisos.

Sin embargo, anoche se filtró información de que hubo otra reunión ya en la tardecita, quién sabe si en el juego de estrellas que protagonizaron artistas banderos en el estadio y a donde por cierto acudió “El Químico” por un rato.

Ahí, en el juego de estrellas fue el propio Pancho Barraza quien declaró que el permiso estaba “a un 90 por ciento”, o sea que lo más seguro es que después de tanto jaloneo sí haya autorización municipal para el baile.

 

Sanear el ISIC 

La cultura, ese bien intangible que a los gobernantes mexicanos nunca les ha importado, se encuentra en una encrucijada en Sinaloa.

Endeudado, prácticamente paralizado, afectado por años de olvido y desaire por parte de nuestros gobernantes vive una mala época, acaso con algunas excepciones.

El último Gobernador al que realmente le interesó el arte en Sinaloa fue Francisco Labastida Ochoa, sus esfuerzos todavía se pueden ver reflejados en los frutos que ha dado su herencia, sobre todo en lugares como Mazatlán.

La recuperación y remodelación del Teatro Ángela Peralta es todavía la semilla de toda la producción artística del puerto y un impulso que permitió la creación de la Escuela Municipal de Artes.

Ahí se han formado artistas que recorren el mundo y sirve no sólo como escaparate artístico, su valor trascendió y hoy es un bien que se vende a los visitantes como una atracción más del puerto.

Después, sexenios vinieron y se fueron y el esfuerzo de las autoridades en materia de arte ha sido apenas el mínimo para mantener un discurso más político, que artístico.

Hoy, el Instituto Sinaloense de Cultura reclama una reconstrucción desde sus orígenes, la pregunta es ¿qué se está haciendo para sacarlo del marasmo en el que vive?  

 

La estrategia de Quirino 

Dicen que ningún gobernante puede resolver todos los problemas, ni siquiera debe de intentarlo, porque termina siendo un “todólogo” y termina sin resolver nada.

Sin embargo, el Gobernador Quirino Ordaz Coppel ha decidido meterse a resolver los problemas del Instituto Sinaloense de Cultura y ya tiene su estrategia.

Sin hacer mucho ruido, Ordaz Coppel ha comenzado a sanear los problemas de deuda del instituto, pagando alrededor de la mitad de los pasivos que arrastra el instituto desde sexenios anteriores.

El plan es muy sencillo, se comprometió a pagar las deudas del instituto, si sus dirigentes se comprometían a no endeudarse en el camino, para evitar terminar en un agujero sin fondo.

Una vez completado el saneamiento, Ordaz Coppel quiere mejorar las condiciones en que trabaja el personal del instituto, limpiar la casa y definir un nuevo rumbo.

El reto no es sencillo, es más ninguno de los últimos gobernadores lo ha intentado, simplemente porque no le entienden al tema, pero esperemos que se logre, recordemos que sin educación y arte ninguna sociedad sale de la barbarie.

 

Inmobiliaria PRD, S.A. 

A lo que hemos llegado con el otrora partido rompesistemas, con el otrora partido que al menos a nivel nacional puso a temblar al esquema político del País, hablamos del Partido de la Revolución Democrática, el partido del sol azteca...

Pues nada, que lo que es aquí en Sinaloa, no les alcanzan ni los pesos ni los centavos y se ha convertido en una canoa rota donde todos andan buscando una tablita para no caer en este marisma, ya no de partido, sino financiero.

La dirigencia del PRD en Sinaloa reveló que formalizó denuncias en contra de ex dirigentes que vendieron una propiedad del partido… ¡para pagarse una deuda!

Así como se lee, no hace ni dos semanas, cuando se andaban agarrando del chongo por el presunto proceso para vender el edificio sede del PRD estatal, enclavado en pleno Paseo del Ángel en Culiacán cuando Francisco Juárez Hernández, Secretario de Asuntos Electorales, reveló que la venta de este bien fue en el municipio de Salvador Alvarado.

Nos dimos cuenta de que la presidenta del comité municipal de Salvador Alvarado, que estaba hace tres años, Amalia Miranda, vendió un bien del partido”.

Dijo que ya se está un proceso civil para nulificar ese contrato de compra-venta irregular.

Y peor, la propiedad, explicó, se enajenó en 170 mil pesos, cuando el bien valía más de 600 mil pesos.

¿La justificación? para pagar una deuda de campaña, de hace 8, 10 años y lo peor del caso es que parece ser que el que firmaba como el del préstamo, el que había prestado el dinero al partido era un ex regidor del PRD, y este regidor decidió venderlo a una tercera persona para recuperar su dinero.

Las cosas que hay que ver... ¿Sabrá el PRD dónde tocará fondo?

 

La muerte de Madero 

Apenas con 100 días de Gobierno, Andrés Manuel López Obrador está rompiendo récord, su aceptación arrasa en todos los sondeos o encuestas de opinión, no sólo de los que avalan su forma de gobernar y su empatía con las masas, sino también hay quienes ya lo ven seis años más en el poder.

Y así lo revela la última encuesta nacional del Gabinete de Comunicación Estratégica, firma con sede en la Ciudad de México, especializada en medir el pulso de la población en diversos temas de interés público.

Antes de asumir la Presidencia de la República, en noviembre de 2018, un 34.2 por ciento de la población admitía estar de acuerdo con una posible reelección de López Obrador.

A cien días de iniciado el Gobierno, el porcentaje que declara abiertamente sus simpatías por una “prolongación de mandato” se ha disparado a 48 por ciento.

Pero cuando ya se le pregunta, de manera directa, “si el día de hoy se cumplieran los seis años de gobierno y Andrés Manuel pudiera reelegirse como Presidente, ¿Usted votaría por él?”, el porcentaje alcanza un 56.5 por ciento, ni más menos... algo nunca visto en la historia moderna de este país, desde que se instalaron las encuestadoras de manera seria.

López Obrador ha reiterado en varias ocasiones que no tiene el interés de transitar hacia esta dirección.

Pero a quién le dan pan que llore... apenas son 100 días y dicen que la “Silla del Águila” es adictiva.

También de este autor..
22-03-2019
22-03-2019

Oportunidades