Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

Cuentas públicas, la batalla que viene. Otra vez miden fuerzas PRI y Morena Observatorio

Alejandro Sicairos
12/07/2019 | 04:11 AM

alexsicairos@hotmail.com

 

A reserva de que se repita en Sinaloa la injerencia de alto nivel para enfriar los ánimos que se calientan de nuevo entre el Movimiento Regeneración Nacional y el Partido Revolucionario Institucional, en el Congreso del Estado está por ocurrir otro choque de trenes durante el proceso en el cual la Auditoría Superior del Estado dictaminará las cuentas públicas de 2017.

En términos legales, de acuerdo a la polémica reforma que el 11 de julio de 2017 aprobaron los entonces diputados del PRI, PAS y PANAL, le corresponde a la ASE revisar y resolver sobre las cuentas públicas de las administraciones estatal y municipales, así como entes derivados, ya que fue derogada la facultad del Legislativo para revisarlas, aprobarlas, hacerles observaciones o suspenderlas.

La coyuntura posee mil y una connotaciones. Está en juego inclusive la relación tersa entre el Gobernador Quirino Ordaz Coppel y el Presidente Andrés Manuel López Obrador, cuya luna de miel política entró en suspenso por el reclamo al mandatario federal de no enviar a Sinaloa las partidas federales aprobada por el Congreso federal en el presupuesto de 2019.

¿Qué tanto le interesa a López Obrador repetir la intromisión en el Grupo Parlamentario de Morena en el Congreso de Sinaloa para impedir que el Legislativo le mueva el tapate de gobernabilidad a Quirino Ordaz? ¿O necesitará el Gobernador la intervención del Presidente si ya tiene a favor a los diputados morenistas que han hecho equipo con los representantes populares priistas?

En adelanto de lo que se jugará en el recinto legislativo, cobran forma dos conjeturas que vislumbran las tácticas de guerra de cada bando. El PRI, tal como lo expuso ayer su Diputada Gloria Himelda Félix, advierte que Morena utilizará la mayoría que tiene en el Congreso para rechazar las cuentas públicas del Gobernador y las de los 18 Alcaldes, violentando la facultad de la ASE de ser la única que puede fiscalizar.

De acuerdo al análisis de riesgos que realizó el Grupo Parlamentario del PRI, la Comisión de Fiscalización a cargo de Marco Antonio Zazueta, integrante de la bancada de Morena, ya tiene listos los dictámenes para rechazar todas las cuentas públicas, incluyendo las de organismos descentralizados, universidades autónomas, paraestatales y paramunicipales.

En el frente de guerra de Morena gana adeptos la propuesta de desobedecer la reforma de 2017 que derogó los párrafos sexto y séptimo de la Constitución, y en cambio retomar las facultades quitadas al Congreso en cuanto a la función fiscalizadora del gasto público, votando en bloque a favor o en contra, según la revisión y dictamen que haga la Comisión de Fiscalización.

En este plan de acción tanto Graciela Domínguez, presidenta de la Junta de Coordinación Política, como Marco Antonio Zazueta, presidente de la Mesa Directiva, confían en que los diputados que han sido a acusados de traicionar a la fracción legislativa de Morena actúen leales al partido que los llevó a la Cámara y eviten aliarse a los del PRI, so pena de ahora sí ser sancionados hasta con la posible pérdida de la curul.

En las reuniones sostenidas estos días con la Auditora Mayor, Emma Guadalupe Félix Rivera, se les ha insistido a los diputados que la ASE es la única instancia que por ley tiene la atribución de dictaminar técnicamente la aprobación o no de las cuentas públicas y definir el cumplimiento o violación a las normas vigentes de transparencia y ciencia contable. Ahí es donde los asambleístas de Morena aluden la capacidad política del Congreso para ajustar a los gobiernos a que rindan buenas cuentas.

Con el PRI luchando para que se haga válida la reforma que considera que es atribución exclusiva de la ASE revisar y dictaminar las cuentas públicas y con Morena pretendiendo deshacer eso que llama “camisa de fuerza”, que reduce al Congreso solo a formular observaciones y recomendaciones, ambas bancadas volverán a subirse al ring después de los roces de calentamiento que escenifican como preámbulo de una nueva batalla entre poderes.

Las coartadas del PRI y Morena han sido definidas. Entre estas podría deslizarse, ¿por qué no?, una que independientemente de partidos, bancadas, rencillas y elecciones sea la táctica perfecta para que los gobernantes respeten el dinero que no es de ellos sino de los sinaloenses y paguen consecuencias jurídicas si les gana la tentación de robarlo.

 

Reverso
El que gana en estas riñas,
Es el político “auditado”,
El que nunca nos ha regresado,
Los millones de sus rapiñas.

 

Camino a la paz
Dentro de los esfuerzos que realiza la Fundación “Construyendo Espacios para la Paz”, cuyo director es Javier Llausás Magaña, y en coordinación con la Asociación de Periodistas y Comunicadores Siete de Junio, que preside María de los Ángeles Moreno, hoy se realizará en Culiacán el panel “Periodismo de paz y derechos humanos”, en la misma senda hacia mejores condiciones de convivencia pacífica, legítima y armónica entre los sinaloenses. La cita es a las 8:30 de la mañana en el salón Zafiro del hotel Lucerna.

También de este autor..

Oportunidades