Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

El equipo chino hace la tarea LA NUEVA NAO

Alfonso Araujo
21/07/2019 | 04:00 AM

Desde la semana pasada tengo aquí en la oficina de Hangzhou a un científico mexicano especialista en biología molecular. El doctor Rodríguez ha visitado China ya varias veces en los últimos dos años y le estamos ayudando a crear relaciones con centros de investigación, universidades y empresas locales con las que puede colaborar para hacer trabajo conjunto en su área. Esta semana le tocó tener sesiones de capacitación con nuestro nuevo equipo de seguimiento a proyectos: tres personas chinas especializadas en fondos de capital y promoción tecnológica, pero ninguna de ellas sabe nada de biotecnología, que es el tema.

En la primera reunión, el doctor Rodríguez empezó por hacer su presentación general, y al terminar y preguntar si había preguntas, empezó a recibir cuestionamientos como, ¿cuál es el comparativo de eficiencia de nuestra cepa con las cepas que se usan actualmente?, ó ¿cómo podría reducirse el tiempo para crear el banco maestro de muestras celulares? Preguntas altamente técnicas que lo sorprendieron gratamente y que le hicieron ver que el equipo hizo su tarea semanas antes de que él llegara.
Hace un par de meses recibimos a una delegación muy importante de empresarios mexicanos; los recibió el gobierno provincial en la sala de visitas de honor, y se hizo el evento protocolario de costumbre. Éste dicta que primero, el oficial anfitrión dé un discurso de bienvenida de unos 15 minutos, para luego ser contestado por un discurso equivalente del huésped. El discurso del oficial chino se divide en dos partes: la presentación de las bondades y las estadísticas de la provincia —que por supuesto se saben de memoria— y luego un elogio del lugar de donde proviene el huésped, invitándolo a elaborar. En esta segunda parte la delegación mexicana se quedó sorprendida, pues el oficial recitó de memoria: el PIB del estado de donde provenían, sus principales industrias y fortalezas, y hasta el porcentaje del PIB local que representaban las empresas de los visitantes, así como otras cifras económicas y demográficas.
Finalmente, el equivalente chino de nuestras Secretarías de Desarrollo Económico, tienen a disposición de los empresarios chinos que van al extranjero, manuales introductorios de cada país del mundo. Estos manuales incluyen lecciones rápidas de historia, geografía económica y cultura de negocios. En el manual de México, en esta última sección, se incluye el consejo, “siempre refiérase a ellos como Licenciado, Arquitecto ó Ingeniero”.
alfonsoaraujog@gmail.com

También de este autor..
18-08-2019

Oportunidades