Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

El intocable Malecón de Culiacán

El Centinela
23/04/2019 | 04:00 AM

Ahora resulta que el Presidente de México es intocable, según algunos mensajes de los políticos emanados, “reciclados” y “revividos” de Morena. 

Tenemos más de una dosis de esos que repiten, una y otra vez, los ataques al supuesto contubernio del PRI y el PAN para destruir al País, sin más propuesta, sin más nada, que el mensaje de: no toquen al Presidente Andrés Manuel López Obrador, porque hay que recordar que estábamos mucho peor, que casi vivíamos en la esclavitud y en la época de las cavernas con esos gobiernos priistas y panistas.
 
Fue el Diputado local, Horacio Lora Oliva, quien nos recordó una vez más que durante los sexenios del PAN y PRI dejaron a un país moribundo, en “estado de coma”.
 
Y a los críticos del Presidente de la “cuarta transformación” les mandó preguntar que dónde andaban durante estos 36 años, al menos, de 1982 para acá, en donde se han alternado tanto los regímenes del PRI como del PAN.
 
El problema de los morenistas, y del mismo Presidente, es que tienen la piel muy delgadita. Ahora resulta que nadie los puede criticar, cuando ellos fueron, durante años, los reyes de la denostación pública.
 
Le recordamos a los morenos que en política no hay nada más sano que la crítica, y si no les gusta andan en el negocio equivocado, porque uno de los derechos básicos de los ciudadanos es, precisamente: cuestionar a sus gobernantes.
 
 
Números rojos 
Las estadísticas especializadas en los números de la violencia en México carecen de color de un partido, son frías y generalmente terminan siendo maquilladas, ocultas o desairadas.
 
El problema es que en ocasiones son escandalosas, como el crecimiento de la violencia en México, comparándolo con las cifras del año pasado, cuando el PRI todavía dirigía los destinos de nuestro País.
 
Ayer, la noticia le dio la vuelta al mundo: los números de la violencia en los primeros tres meses del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador son de escándalo.
 
Resulta que sus promesas, sus llamados a la paz y a la transformación de México se han quedado en eso, en un llamado.
 
Mientras López Obrador continúa prometiendo que cambiará al País con sus buenas intenciones, las balaceras se extienden por todo el territorio mexicano.
 
La comparación con el Gobierno de Enrique Peña Nieto es inevitable, su administración escaló unas cifras de violencia nunca antes vistas, por lo que sorprende que el nuevo gobierno lo haya superado en casi un 10 por ciento de asesinatos.
 
Es cierto que es muy temprano para calificar a un gobierno que apenas está tomando el control del País, pero también es cierto que las expectativas creadas por López Obrador no tienen límite.  
 
 
Una semana no muy santa 
Un total de 46 muertos dejó la Semana Mayor en Sinaloa, de los cuales 24 fueron homicidios dolosos y el resto fueron percances y accidentes donde numerosas personas perdieron la vida.
Las autoridades califican los resultados como positivos, subrayando que redujeron las cifras en un 20 por ciento, de las personas que perdieron la vida, respecto al 2018.
 
Cabe señalar que muchas de las muertes no son tanto culpa de las autoridades. 
 
El joven que murió en las dunas de El Tambor, en parte, fue irresponsabilidad de las personas que manejaban el vehículo en el que viajaban, y así se puede decir de los 11 que fallecieron en accidentes de tránsito en el estado.
 
El consumo de alcohol e irresponsabilidad llevan buena parte de culpa del porqué de estas cifras. 
 
Lo que sí no deja de presentarse en Sinaloa son los homicidios dolosos, donde en una semana fueron 24. 
 
En promedio es lo que hay normalmente en Sinaloa, sin embargo, duele pensar que ni en estas épocas de espiritualidad cesa la violencia.
 
 
Fue un desorden, dice la Alcaldesa 
La que se enojó fue Aurelia Leal López, Alcaldesa de Guasave, quien señaló que lugares como la playa Bellavista fue un desorden ocasionado principalmente por personas que ni siquiera son de Guasave y que no respetan los señalamientos de tránsito.
 
Aseguró que muchas gentes se sienten dueños de la playa, visitantes de otros municipios que van a causar mucho daño, y añadió que pondrán mayor orden para la siguiente Semana Santa.
La Presidenta Municipal subrayó lo que se vio en muchos otros destinos en estos días no tan santos, que los conductores no respetaron la zona de playa y se metían con sus vehículos en zonas donde transitaban familias enteras.
 
La denuncia de la Alcaldesa se puede repetir en cada uno de los municipios con destinos turísticos de playa en Sinaloa, es una situación que se repite cada fin de semana, ni siquiera tenemos que esperar a cada Semana Santa.
 
 
No se peleen, no se peleen 
Y a quienes de plano ya les mandan decir que dejen sus pleitos y se pongan en paz, es al Alcalde de Culiacán Jesús Estrada Ferreiro, y al dirigente del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Ayuntamiento de Culiacán, David Alarid.
 
La legisladora priista en el Congreso local, Margarita Inzunza, exhortó a tratarse con respeto, a evitar la polarización y a sentarse a dialogar.
 
El sindicato ha emplazado a huelga para el 13 de mayo al Ayuntamiento de Culiacán, lo que de concretarse paralizaría servicios públicos como la recolección de basura, área en la que la mayoría de la plantilla laboral es sindicalizada.
 
El sindicato argumenta que se está violando el Contrato Colectivo de Trabajo, afectándolos en sus derechos; el Alcalde, en contraparte, asegura que se han quitado privilegios, derroches y abusos.
 
Inzunza Valenzuela pugnó porque se le baje el torno a la confrontación, se instale una mesa de diálogo en la cual se revisen todos los puntos de controversia entre las partes, porque de llegarse a una huelga los principales afectados serían los ciudadanos.
 
Ojalá hagan caso del exhorto, aunque se ve difícil que Estrada Ferreiro y Alarid se pongan de acuerdo. Uno con la espada desenvainada, exigiendo una auditoría al sindicato y el otro con la carta de intención de huelga en la mano.
También de este autor..

Oportunidades