Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

Gracias, siguiente La Vida de Acuerdo a Mí

Alessandra Santamaría López
04/12/2018 | 04:06 AM

alessandra_santamaria@hotmail.com

@Aless_SaLo

 

 

 

Aunque usted no lo crea, esta es la segunda vez que dedico mi columna a hablar sobre la cantante Ariana Grande. Puede que para muchos, la música pop, o tal vez la música en general, es un tema demasiado banal como para dedicarle una columna, pero si algo he aprendido en mis casi cuatro años estudiando periodismo, es que a veces las historias más interesantes están escondidas en los lugares de donde menos lo esperas.

Tal vez ya lo sepan, tal vez no, pero la semana pasada, Ariana Grande compartió el video musical de su nuevo sencillo, “Thank u, Next” (“Gracias, siguiente”), que se convirtió en el video más visto en el transcurso de 24 horas en todo Youtube (50 millones de visitas en menos de un día) y también es la canción que más rápidamente superó las 100 millones de reproducciones en la plataforma de streaming, Spotify. “Thank u, Next” es la canción que Ariana escribió y grabó tan solo unas cuantas semanas después de terminar su compromiso con el comediante de “Saturday Night Live”, Pete Davidson. 

En este sencillo, la cantante de pop más exitosa del momento menciona a todos sus exes por nombre (cosa poco común en las canciones de amor, y aun menos inusual en las de rompimiento) y en lugar de hablar de todo el daño que le hicieron, les da las gracias por los buenos tiempos juntos, las lecciones aprendidas, y habla de su siguiente relación amorosa: la que tendrá con sigo misma.

Incluso casi me caso, y por Pete estoy tan agradecida. Me gustaría poder decirle ‘gracias’ a Malcom, porque era un ángel. Uno me enseño amor, uno me enseño paciencia, uno me enseño dolor (...) he amado y he perdido, pero no es así como yo lo veo. Mira lo que tengo, mira lo que me enseñaste. Y por eso yo digo ‘gracias, siguiente’”, canta Grande en los primeros segundos.

Jennifer Coolidge, del reparto original de “Legalmente Rubia” y que participó con un cameo en el video musical, dijo que al crecer, ella no tuvo canciones como “Thank u, Next” que le dejaran un mensaje positivo a las jóvenes. No había melodías que te mostraran que podrías concluir una relación y seguir adelante con la cabeza en alto. No existían artistas famosas fomentaran que solo porque tu noviazgo había fracasado, no debías hundirte en el dolor, o irte hasta el otro extremo, culpando de todo a la otra persona y permaneciendo enojada eternamente. “Thank u, Next” es una canción increíblemente madura, sobre todo por el género al que pertenece, porque es sobre agradecimiento, no sobre rencor.

Las adolescentes deben ser el grupo de personas emocionalmente más vulnerables de todo el planeta. Muchas veces, las cosas que dicen y hacen los famosos se vuelven sus Biblias; sus guías sobre cómo navegar las turbulentas aguas de la vida y de las interacciones humanas. 

Ahora, entre el mar de canciones que imponen malos ejemplos sobre lo que es una “buena chica” o una relación digna de admirar, tenemos una que se enfoca en ver cada amor como una experiencia de aprendizaje.

El que Grande proclame que perdonar no solo está bien, si no que es cool, es revolucionario al considerar que vivimos en una época marcada por lo que algunos sociólogos estadounidenses llaman “Hookup Culture”. Esto puede traducirse a “cultura del sexo casual”, que ha influido en hacernos creer que nuestras relaciones con otras personas son desechables y no importan.

Como si no fuera evidente, me gusta la canción: no tanto como “God is a Woman” a la que le dediqué otra columna, pero hasta la fecha, continuó cantándola en mi cabeza 24/7. “Thank u, Next” tiene algo de la actitud “casual” de otros himnos de rompimiento, cómo “These Boots Are Made For Walking” de Frank Sinatra, “So What” de P!nk, pero nada del sentimiento de venganza. Tiene la sinceridad de “It’s Too Late” de Carol King o de “Clavado en un Bar” de Mana, pero sin la sensación de que estar en duelo. Comparte el espíritu de independencia femenina de “I Will Survive” de Gloria Gaynor, pero sin los tintes de resentimiento.

Puede que solo lo diga porque soy fan de Ariana Grande, pero creo en el mensaje de su canción. Y si en un futuro cercano o preferentemente distante me veo en una situación como la suya, intentaré recordar lo que me dieron en lugar de lo que me quitaron, y diré “Gracias, Siguiente”. 

También de este autor..
20-11-2018

Oportunidades