Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

¿Habrá proyecto de nación? Opinión

Cuauhtémoc Celaya Corella
11/11/2018 | 04:03 AM
Como preludio a esta colaboración Inge, comenzaré diciéndote que el domingo anterior, te comenté que yo veía en el próximo régimen una especie de venganza que llevaría a la confrontación social entre los mexicanos. Y mira por donde brincó la liebre, contra el semanario Proceso, por la publicación de una entrevista al jurista Diego Valadés, que la llevaron a portada con una foto del Presidente electo y una balazo que decía AMLO se aísla, rumbo al fracaso.
Eso impactó al morenismo, pero cuidaron en no manifestarse contra la revista, no así la esposa del Presidente que viene, que sin leer la entrevista, tomó su celular y envió un tuit contra la publicación, recibiendo de inmediato respuesta del director de Proceso, y ella envío dos tuits más, que acusaron respuesta. De nuevo el enfrentamiento. Incluso el mismo AMLO dijo referente a su foto en  el reportaje, que lo muestran decrépito. Fueron sus palabras. Sin duda, esto traerá más episodios después del 1 de diciembre, ya lo verás, Inge, y eso no es bueno, creo que el derrotero de los que vienen, va por el camino del enfrentamiento contra quien opine en contrario, contra quienes critiquen el hacer de Presidencia.
Pero voy a lo de hoy, es sobre el tema, pero comienzo diciéndote que, en un programa vespertino de noticias, a una persona identificada con Morena, comentó con respecto al resultado de la encuesta sobre el NAIM, que para muchos fue un bodrio, que lo expresado por alrededor de 700 mil ciudadanos que dijeron si a Santa Lucía como alternativa, era una cantidad de personas que no podían estar equivocadas.
Que vacía opinión de esta representante popular, a la que podría preguntársele en qué se fundamenta para tal aseveración, toda vez que esos votantes no son conocedores de un tema que requiere tanto conocimiento y criterio para emitir una opinión de valor. A lo que sin duda no tendría respuesta.
Y ante la pírrica euforia, el propio AMLO comentó que habría que acostumbrarse a ello porque cada vez que él estime necesario, saldrá a consultar al “pueblo sabio”.
Creo que a lo que nos deberemos acostumbrar es, a estar escuchando sandeces de estos fanáticos sumisos a su líder, que como escribió alguien, no están dispuestos a escuchar opiniones en contrario, por tanto, lo que viene es un autoritarismo peor que el practicado por el priismo populista de los años 70 y 80.
Así las cosas, me pregunto si este equipo que lidera AMLO, contará con un plan económico para garantizar el desarrollo y el crecimiento del país. El que de por sí, siempre llega atrasado al progreso y a la solución de los problemas tan añejos que hay en cada rincón, que por no atenderlos como debió haber hecho PRI y el PAN, son ahora verdaderas costras sociales que requieren en verdad de la concurrencia de autoridades locales y  regionales para que sumando esfuerzos se puede mejorar en mucho esas situaciones.
Todo parece que con AMLO todo será político, no hay por ahora, indicios de que estén trabajando con los gobernadores para buscar caminos que mejoren lo que se hace bien y revisen lo que está mal hecho y conviertan esas debilidades en fortalezas, para lograr esquemas nuevos y factibles para la  económica. Me comentan que un buen grupo trabaja en ello, ojalá sea cierto.
Y pronto enfrentarán con sus planteamientos políticos, la intención del sector productivo, quien está más preocupado por ser competitivo y competidor en unos mercado elevadamente competidos. Así contemplo lo que sucede, Inge, y me parece que el nuevo gobierno no tiene su mirada puesta en el crecimiento.
Basarse en la dádiva, con disfraz de beca, someter a sus intereses a amplios sectores pobres con disfraz de programas sociales, y mantener en la indigencia a millones, no augura, ni crecimiento ni desarrollo, y parece que desde el Legislativo, así se va a trabajar. Y eso no dejará nada bueno.
Siendo realistas, el elevado fallo de gobernabilidad del PRI y del PAN en varios estados, que dio pie a una corrupción galopante que no tuvo castigo, hizo que la esperanza en una nueva proclama  tuviera efecto, como lo tuvo, ahora habrá que esperar que haya mesura y se plantee, como dice el propio AMLO, ver hacia el futuro con optimismo. Sin embargo, las propuestas populistas, hace  que se esté manejando al país con posturas ambiguas, incoherentes y sin ilación de propósitos, sustentadas en visiones fantasiosas que se alimentan en el Legislativo, sin meditar en los efectos inmediatos y mediatos que producen.
Esta falta de proyecto, o el proyecto que ha dejado ver el próximo Ejecutivo, solo provocan incertidumbre y que la rumorología navegue por las redes llevando información falsa pero que  impacta, y se ubique confundiendo y dejando un sentir  temor, al menos en los ciudadanos que votaron por la fórmulas perdedoras. Y no son pocos.

 

celayacorella@hotmail.com
 
 
También de este autor..
18-11-2018

Oportunidades