Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

Hacer leña del árbol caído DEFENSOR DEL LECTOR

Rodolfo Díaz Fonseca
01/10/2017 | 04:06 AM

Un suscriptor culiacanense se comunicó vía telefónica para señalar que le pareció injusto el trato que se le dio a la noticia de las sanciones a seis ex funcionarios de la administración Malovista, publicada el martes 26 de septiembre como nota principal en la edición de Culiacán, y secundaria en la de Mazatlán. La nota principal en el puerto fue sobre el “susto” que dio la tormenta “Pilar” al sur de Sinaloa, pero afortunadamente pasó de largo.

La anomalía, a juicio del suscriptor, consistió en darle gran peso de la nota a la leve sanción de quien fungió como encargado del despacho de la Secretaría de Turismo, Rafael Lizárraga Favela, al contratar tres programas fantasma con los que se cometió un daño al erario por un importe de 8 millones 651 mil 798.52 pesos.

La inconformidad del suscriptor surgió del hecho de que Lizárraga Favela cometió ese ilícito en unión de otros dos funcionarios de la misma Secretaría, pero el peso de la nota se le recargó a él cuestionando que se le diera una sanción tan ligera: “Castigan a funcionario… ¡con “jalón de orejas”!, fue la cabeza de la noticia en la edición de Culiacán, y “Paga programas fantasma y sólo le “jalan las orejas”, en la de Mazatlán.

En efecto, la sanción aplicada a Lizárraga Favela consistió en 30 días sin goce de sueldo, mientras que Luis Ángel Pineda Ochoa, secretario técnico de Sectur Sinaloa, fue inhabilitado por 8 años del servicio público y una sanción de 12 millones 977 mil 697 pesos.

El suscriptor indicó que conoce perfectamente a Lizárraga Favela y es una persona íntegra que no merece ese tratamiento, sobre todo porque en el cuerpo de la misma nota (en el cuarto párrafo), el subsecretario de Normatividad y Responsabilidades, Rogelio Aviña Martínez, subrayó que las pruebas que presentó Lizárraga Favela sirvieron para darle una sanción menor.

“No necesariamente el que se analice un hecho en general implica que todos los servidores públicos deban ser sujetos a la misma sanción porque la responsabilidad está acotada conforme a hechos y a pruebas”, expuso.

 

El papel de los medios

Tiene razón el suscriptor en señalar su inconformidad avalando la conducta moral de Lizárraga Favela, pero también el medio de información debe cumplir con su deber de vigilante y centinela de la sociedad, siempre y cuando no haga escarnio. De hecho, al día siguiente se le dio voz para que expusiera su sentir: “He trabajado de manera honesta: Lizárraga Favela”, se cabeceó.

“El buen funcionamiento de una sociedad depende del grado de vigilancia de la prensa… Es muy fácil lanzar ataques contra personas. Queremos ser enérgicos pero queremos también comprender la posición del periodista”, dijo Mike Hoyt, director ejecutivo de la Columbia Journalism Review.

http://www.razonypalabra.org.mx/anteriores/n22/22_vwhitehouse.html

En el número 11 de la serie Cultura de la Rendición de Cuentas, publicado en octubre de 2008 por la Auditoría Superior de la Federación, Rossana Fuentes Berain y Julio Juárez Gámiz abordaron el tema “Medios e Interés Público”, en el que afirman:

“En una democracia moderna la política se define por la rendición de cuentas y por la confluencia de diversos actores en la discusión de lo que representa el interés público. Tres actores se entrelazan y su existencia no puede explicarse sin la de los otros: ciudadanos, políticos y medios de comunicación. Estos tres jugadores intercambian posiciones y mudan escenarios de manera constante. En su coexistencia pueden pasar de la complicidad a la crítica militante, y de la obsesión temática a la ceguera selectiva.

“¿Por qué son tan importantes los medios de comunicación en el triángulo que los enlaza con los ciudadanos y la política? Una primera respuesta es porque sacan al individuo de las sombras, de aquella mítica caverna de Platón a la luminosa ágora pública, es decir, al que solo ve sombras y piensa que eso es la realidad lo ayudan a construir colectivamente los referentes que lo vinculan con el tercer elemento: la política. En el trayecto de la caverna al ágora, los medios no son neutros. Fijan agendas, iluminan hechos al tiempo que ensombrecen otros. Seleccionan, editan, alteran y hasta llegan a manufacturar realidades. Su naturaleza policromática les lleva a desempeñar papeles que van desde el perro guardián, hasta el del perro guía pasando por el del perro faldero.

“Concebidos históricamente como el contrapoder, en su acepción más difundida, los medios defendían al interés público como el mejor amigo del hombre, un perro guardián. Fieles, sacrificados, vigilantes del interés de todos, atentos a denunciar los abusos de los poderosos. Frente a ellos, la historia también deja cuenta de otro tipo de can, el perro faldero, periodismo que se sienta en el regazo del poder, que hace fortunas personales pero no ilumina colectivamente. Renuncia a la función social de la información a cambio de la caricia condicionada. Una tercera raza hace las veces de lazarillo, reconoce la confianza pública que le ha sido conferida a los medios para acompañar a la sociedad en la búsqueda de información, que le permita actuar activamente en la solicitud de rendición de cuentas respecto de asuntos de interés público…

“La rendición de cuentas y el acceso a la información, en este contexto de necesidades públicas, son parte indeleble del bien común. La inclusión de ambas nociones en el accionar mediático cotidiano permite adelantar que el triángulo entre los medios, la política y la ciudadanía supone una equidistancia respetuosa, incluyente y siempre basada en la transparencia”.

En ese mismo volumen, el Auditor Superior de la Federación, Arturo González Aragón, recalcó: “Los medios de comunicación son parte fundamental para el impulso de la rendición de cuentas respecto de los asuntos de interés público”.

https://www.asf.gob.mx/uploads/63_Serie_de_Rendicion_de_Cuentas/Rc11

 

Ética periodística

Los medios de información deben ser muy rigurosos en el objetivo de cumplir con ética su labor informativa, señaló Javier Darío Restrepo, periodista colombiano y referente mundial en ese tema.

“Cuando la mentira debilita la palabra, la democracia se enferma, … los políticos que compran canales o emisoras y mantienen secreta la información, saben que en ese dominio se funda gran parte de su poder,... la tarea del periodista es poder contar lo que otros callan”.

Restrepo precisó que la libertad de expresión del periodista “no es para que diga lo que se le da la gana, sino lo que debe decir; esa es su responsabilidad”.

http://www.defiendase.com/articulos/etica-periodistica-una-especie-en-extincion/2694

 

El árbol caído

Lo que nunca es válido es hacer leña del árbol caído. “El árbol caído está ahí, al alcance de todos. Cualquiera puede llegar para arrancar sus ramas, partir su tronco, usar su leña para el fuego o para las mil posibilidades de la carpintería”. Nunca hay que olvidar que “un condenado, incluso si lo es justamente, no ha perdido su dignidad, ni deja de merecer ayuda y un poco de consuelo”.

http://es.catholic.net/op/articulos/21591/cat/130/hacer-lena-del-arbol-caido.html

 

Espero sus comentarios, quejas, dudas, críticas y sugerencias.

defensordellector@noroeste.com

rfonseca@noroeste.com

También de este autor..
18-11-2019
15-11-2019

Oportunidades