Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

Inconformidad por comentario en columna Defensor del Lector

Rodolfo Díaz Fonseca
15/10/2017 | 04:08 AM

El viernes 13 del presente, el lector culiacanense Noé de Jesús Baylón Pérez envió un correo electrónico para expresar su inconformidad por un comentario hecho el día anterior en la columna institucional Malecón, la cual es firmada por El Centinela.

“Apreciable Rodolfo, aprovecho la ocasión para enviarle un cordial saludo. Así mismo, para mostrar mi inconformidad como lector e integrante del equipo de comunicación y logística que acompañó al Dip. Francisco Solano Urías, en la sexagésima primera Legislatura.

“Lo anterior viene en relación a los textos publicados en la columna institucional de Noroeste: ‘Malecón’ (página 2B Local Culiacán y 2B Local Mazatlán del día 12 de octubre del año en curso), en la cual se maneja el subtítulo tendencioso: “Panistas, priistas lo mismo”.

“En uno de los párrafos se hacen las siguientes afirmaciones: “En la legislatura pasada, otro panista, Francisco Solano Urías, como presidente de la Mesa Directiva emuló a su compañera de legislatura anterior y cerró las puertas a un grupo de pequeños empresarios”.

“Ante tales afirmaciones, envié un correo electrónico a malecón@noroeste.com para pedir informes, fecha o testimoniales en la que supuestamente se cerró las puertas a ese “grupo de pequeños empresarios”.

“Han trascurrido casi dos días y es hora que no dan respuesta al correo enviado. Por ello, recurro a este espacio de expresión, de réplica y de defensa. Ello, porque lo asumo a usted, como el defensor objetivo e imparcial que se requiere en una democracia moderna, efectiva y participativa. También, porque sé que usted entiende la responsabilidad que debe tener la empresa y su equipo de periodistas para con sus lectores.

“Ahora, en un franco derecho de réplica, no discuto, ni cuestiono la independencia de criterios que maneja Noroeste, pero sí puedo diferir y levantar la voz cuando se señala a una persona sin fundamentos ni argumentos claros. Ese mi derecho y lo ejerzo a conciencia.

“Por otro lado, cuando un periodista tiene información de cierta fuente, el periodista está obligado a realizar la prueba de contraste para encontrar la certeza, (dícese del Código de Ética de Noroeste) de lo contrario se cae en la inventiva o en el engaño.

“Finalmente, distinguido y respetable Defensor, esperamos encontrar de su parte un punto de apoyo en cuanto a nuestra posición y, buscar con ello, un sano equilibrio entre los que se ha publicado. De ser posible, instar a los redactores de la columna “Malecón” para corregir esa información que se ha publicado en el rotativo Noroeste Culiacán y Mazatlán y, que, a nuestro criterio es un infundio, una patraña, una calumnia que ya ha provocado daños y perjuicios…

“Sin otro en particular y en la espera de vuestras respuestas, quedo atento y siempre respetuosamente a usted. Con atentos saludos”.

 

Aclara el Centinela

“Lo que se escribió en el Malecón, son registros hemerográficos de este periódico. Esa es la fuente, lo publicado. Fue el 10 de marzo de 2016 cuando las puertas del Congreso del Estado fueron cerradas a un grupo de comerciantes de Culiacán. En esa fecha, el panista Francisco Solano Urías era presidente de la Mesa Directiva del Congreso del Estado. Fue precisamente el mismo día en que ‘blindaron’ de los reporteros a la diputada de Cosalá, Lucero Guadalupe Sánchez López, vinculada con el narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, hoy presa en Estados Unidos. Días después Solano Urías, en conferencia de prensa, aseguró que las puertas se habían cerrado para que los diputados no se salieran de la sesión. Entonces, si él no tomó la decisión de cerrar la puerta a ese grupo de comerciantes, sí podía dar la orden para que la abrieran. Estaba dentro de su poder. Nunca se deslindó de esa decisión”.

Como prueba de que sí se cerraron las puertas del Congreso a un grupo de comerciantes, El Centinela anexó una nota digital publicada en el portal de Noroeste el 10 de marzo de 2016.

“MANTIENEN INCONFORMIDAD”

Cierran a comerciantes de Culiacán ingreso al Congreso del Estado

Argumentan que buscan evitar incidentes al interior del recinto

Marcos Vizcarra

10/03/2016 | 12:00 PM Cierran a comerciantes de Culiacán ingreso al Congreso del Estado. Foto: Marcos Vizcarra.

“CULIACÁN._ El Congreso del Estado cerró las puertas a los comerciantes del Centro de Culiacán, al asegurar que es por la toma de protesta de los diputados suplentes.

Sin embargo, no es la primera vez que se cierra el acceso a manifestantes, pues antes ya se había cerrado el acceso para “evitar incidentes dentro del recinto”, como en la manifestación de jubilados del Gobierno del Estado.

El Centinela agregó: “En edición impresa del viernes 11 de marzo, en la portada de la sección Local, aparece una nota del blindaje del Congreso firmada por el mismo reportero. Hubo sesión, Francisco Solano Urías, la presidía.

“Luego de cinco horas de haber hecho esperar a los comerciantes del Centro a las afueras del Congreso local, un grupo de diputados encabezados por Gómer Monárrez Lara se comprometieron a solicitar información al Gobierno de Sinaloa por el retraso del pago prometido”.

 

Columna institucional

Algunas personas manifiestan inconformidad porque la columna Malecón se firma con un seudónimo. Sin embargo, el que no tenga autor preciso no quiere decir que tiene derecho a calumniar o decir cosas falsas. Se debe recordar que una columna institucional no tiene autor reconocido, como acontece con las demás columnas de opinión.

Son varios los medios informativos que cuentan con este tipo de columnas. Por ejemplo, el diario Reforma tiene la columna Templo Mayor, la cual es firmada por un supuesto F. Bartolomé, e inclusive se acompaña con una viñeta de la cabeza de un fraile, como para señalar que se llama Fray Bartolomé.

El diario Milenio tiene otra columna en la que se escriben puros trascendidos. En Sinaloa, Noroeste inició con la columna Malecón, firmada por El Centinela. El Debate publica Tercer Piso y La Glorieta.

 

Otra variante

En España, a este tipo de comentarios se les llama sueltos, como consta en la Revista Andaluza de Comunicación “Ámbitos” número 16, de 2007, de la Universidad de Sevilla, en donde publicó Pastora Moreno Sevilla un artículo llamado Opinión y géneros en el periodismo electrónico: redacción y escritura.

“El suelto es una variante menor del editorial, que ocupa algunos huecos de las páginas de opinión y que son pequeños apuntes sobre cuestiones de actualidad que lo que hacen es ofrecer una opinión sintética del medio con respecto a algún tema. Pero el suelto no es lo mismo que el editorial, pues, aunque coincidan la mayoría de las veces en su autoría institucional y política, el editorial suele tener una mayor extensión y una argumentación y unos rasgos estilísticos diferenciados.

“Para muchos lectores, el suelto suple al editorial gracias a su corta extensión, de ahí su importancia. Suelen ser trabajos anónimos o firmados con seudónimos.

“Están escritos en un tono más desenfadado que el editorial, haciendo gala de cierta ironía, párrafos breves, mostrando un tono coloquial, sin retoricismos. Periódicos como El Mundo o ABC otorgan a este género unos espacios generosos.

“Los sueltos también se diferencian de la simple nota, de la gacetilla, porque no sólo informan sino que juzgan y valoran”. http://www.redalyc.org/pdf/168/16801608.pdf

 

Espero sus comentarios, quejas, dudas, críticas y sugerencias.

defensordellector@noroeste.com

rfonseca@noroeste.com

También de este autor..
15-11-2019
12-11-2019

Oportunidades